La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / errante

 Imprimir  Recomendar
  [C:536883]

de todo aquello que encontré y conseguí, nada tuvo valor... allí mis tesoros, mi familia, mi mujer e hijos, mis sueños...
cogí un pedazo de papel e hice como un juego de michi... estuve así por horas, tratando de ganarme a mí mismo... el tiempo no es real... miré las paredes del cuarto y la oscuridad venía, luego la luz y así... nada es real... estoy en un constante girar... y nada tiene valor, nada me hace feliz a la par del tiempo que todo deshoja hasta dejarnos pelados y secos de nada... salí a la calle... siempre me gustó la noche y no sé por qué me sentí un extranjero en mi propio lugar... un aves de paso, un ET, una sombra en el camino... pero, ¿camino de quién?... me rasqué la pelada, como tratando de sacarme una luz, un ápice que claridad que no nacía donde jamás estuvo... seguí mi camino sin destino y atrás dejé todo aquello que en algún instante se va a dejar o alejar... miré mis larguiruchas piernas, mis manos largas y llenas de vellosidades que tanto gustaban a las mujeres de mi vida... miré la ropa y el sol que la doraba, y me pregunté ¿el porqué siento vergüenza de la desnudez?... no me hice problemas y seguí vestido y caminando como esos camellos en busca de algo que les sacie esa sed infinita de lo infinito o lo puro que no sé sabe en dónde respira...
hube caminar por días y noches hasta llegar a mi propia casa... toda mi familia estaba en cada una de las ventanas... era de tarde, por lo tanto veía sus amainadas sombras...sentí alegría, pero uno de esos tibios sentimientos... me di la vuelta, pero no, mejor no, me dije... mejor paso por la misma casa donde una vez fui muy feliz y seguí mi curso... creí que toda mi familia iba a bajar y me iba a pedir que entrase, pero no, no ocurrió esto... mas bien, noté que todos me miraron, pero no dijeron una sola palabra, casi podría jurar que ni respiraron... sentí ganas de volver, pero no lo hice, ¿para qué?...
han pasado los años y aún sigo mi camino que no sé cuándo terminará... he visto cosas maravillosas, pero todas ellas nacieron desde el instante en que pude sentir que lagrimeaba por un sentimiento imposible de entender... desde aquel instante, todas las cosas cobraron su valor... pude sentir todo... y cuando veía, veía a plenitud... y cuando descansaba, lo mismo... pude apreciar mi propia vida y eso me hizo sentir que estaba en un cielo innombrable... a pesar de vivir en una de las esquina de mi propio barrio por mas de toda mi vida...

Texto agregado el 08-02-2014, y leído por 91 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]