La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / EL DIARIO DE LIMA (PARTE LVIII)

 Imprimir  Recomendar
  [C:539474]

MARZO DE 1634

1 de marzo, día de ceniza, el señor virrey y la real audiencia esta mañana asistieron a la santa iglesia metropolitana, a la misa y sermón que predico el padre fray Alonso de Herrera (1) de la orden seraphica.
Este mismo día el señor virrey acompañado del padre Diego de Torres quien es su confesor, y del padre Nicolás Duran quien es provincial de la compañía de Jesús fueron al barrio de santa clara, a ver un solar para la fundación que pretenden hacer dos mercaderes de la ciudad, será una casa en la que se recoja mujeres abandonadas.
Hoy también un poco más tarde de la hora de la oración se produjo un aguacero grande y de esto aprovecharon algunos presos de la real cárcel, para limar una de las rejas que caen a la calle e hicieron un agujero por donde huyeron diez de ellos, se dice que hubieran sido más pero un guardia escucho ruidos y descubrió la fuga.

Día 2, se enterró en el convento de monjas de la encarnación doña Lorenza Cerrato, a los sesenta años y fue un trienio abadesa de esa casa con gran aprobación de virtudes, se hallaban presentes el señor arzobispo y los señores prebendados.
Hoy llego un correo ordinario desde el Cuzco, avisan que en esa ciudad habían asesinado a don Francisco Balboso, fueron dos de sus mayordomos y a traición por ciertas palabras que les dijo.

Día 3, su excelencia hizo merced del beneficio curato de santa Ana al doctor Alonso Corbacho, quien tenía en propiedad la doctrina de Quivi.

Día 4, en la repartición de nieve como a eso del mediodía, hubo peleas y cuchilladas.

Día 5, después de la hora de la oración, mataron a un hombre en la esquina de la plaza.

Día 6, por cartas que llegaron de la provincia de Canta, avisan que en aquella sierra ha habido continuos y copiosos aguaceros que más parecía un diluvio, ha destrozado los caminos y asolado pueblos enteros y destruido todas las cementeras, dicen también que a tres personas los arrebato el torrente al estar recogidos debajo de un pacayal.

Día 7, fiesta del glorioso doctor de la iglesia santo Thomas de Aquino, celebro su día en su insigne convento de predicadores, con la asistencia del señor virrey y los señores de la real audiencia, predico el padre maestro fray Lucas de León Garavito.
Este mismo día llevaron por las calles acostumbradas a un español que fue uno de los que escaparon de la cárcel, quien estaba condenado a ir a servir a Chile.

Día 8, por cartas traídas por un navío que vino desde el puerto de Arica, se ha sabido que en aquel valle ha crecido de tal manera un arroyuelo y se ha llevado más de veinte casas, ha arrastrado tanta cantidad de arena que los navíos que estaban surtos en aquel puerto a nueve brazas de agua, de repente se hallaron a cinco y quedaron las anclas enterradas y perdidas, les fue forzoso cortar los cables a toda prisa y hacerse a la mar, todos los vecinos están temerosos.

Día 9, al amanecer el rio hablador se llevó la mitad de la iglesia de nuestra señora de la cabeza, cosa que causo gran sentimiento en toda la corte (2).
Este mismo día por la tarde habiendo ido los soldados a una chacra cerca de la ciudad, vieron un huerto y uno de ellos se subió a una higuera para comerse los higos, llego el mayordomo de ella y saco su escopeta y derribo al desdichado soldado, quien quedo muerto y la justicia prendió luego al matador.

Día 10, los señores del real acuerdo, en vista confirmaron el auto del gobierno por el cual se manda suspender la ejecución de la real cedula, que dice que se pague el dos por ciento de las botijas de vino que se cogen en este reino.

Día 11, el señor arzobispo hizo ordenes en la capilla de su casa.

Día 12, vino la nueva que el mar se había salido y llevado el pueblo de Chilca que esta como a once leguas de esta ciudad, en días pasados también hizo mucho daño en el puerto del Callao.

Día 13, murió don Miguel de Lizarazu, caballero de la orden de sant joan, él es hermano del señor presidente de las charcas don Juan de Lizarazu, toda la corte se encuentra con general sentimiento de dolor.

Día 14, esta mañana se enterró don Miguel de Lizarazu en la iglesia de san francisco, en la capilla de los vizcaínos, lo acompañaron los señores de la real audiencia, todos los caballeros de esta corte y en la iglesia se encontraba presente el señor arzobispo.

Día 15, llego un correo extraordinario despachado de la ciudad de Trujillo con fecha 4, por el señor presidente de las Charcas al señor virrey, avisa su señoría que saldría de dicha ciudad en prosecución de su viaje.

Día 16, el rio hablador otra vez se vuelve a llevar un pedazo del convento de predicadores y a tres religiosos de dicha orden, además de cuatro personas pero nuestro señor fue en su auxilio y lograron salvarlos.
Este día en el barrio de nuestra señora de Guadalupe mataron a un mulato, lo sacaron debajo de la cama de su ama y le dieron de puñaladas.

Día 17, llego un correo extraordinario desde la ciudad de Arequipa por mar, a causa que los ríos de Chincha, Cañete, Mala, Chilca y Pachacamac han crecido de una manera alarmante y no se puede pasar por haberse llevado los puentes.

Día 18, murió el padre Gaspar de Arroyo quien pertenecía a la compañía de Jesús, era un religioso muy ejemplar y que sirvió muchos años a nuestro señor con gran devoción.
Este día por mandato de su excelencia el señor virrey, fueron llevadas al puerto del Callao las tres compañías de infantería que irán a Chile.

Día 19, fiesta del glorioso patriarca san Joseph, celebro su día en el convento de monjas descalzas, asistieron a la misa y sermón el señor virrey y la real audiencia.

Día 20, en el barrio de san Pedro(3) cerca del colegio real la esposa de un oficial zapatero pario a seis criaturas, que recibieron el agua del bautismo y al poco rato murieron, dicen que la causa fue que un médico mando sangrar a la madre por entender que tenía hidropesía.
Este mismo día el alcalde ordinario condeno al regidor Julián de Lorca, a cuatro años de prisión y desterrado a Chile.

Día 21, por cartas que llegaron de la ciudad de Castrovirreyna con fecha 4, avisan que ha muerto Damián Bravo, contador y juez oficial de aquella real caja.

Día 22, ingreso a la ciudad don Agustín Sarmiento, caballero de la orden de Santiago e hijo del corregidor del Cuzco, dicen que viene a llevarse a su hermana Magdalena Sarmiento, quien estuvo casada con Francisco Flores y que por los golpes que recibía de aquel estuvo muchos meses alojada en el convento de santa Clara.

Día 23, como a la una y media del día unos negros, mulatos, mestizos e indios que estaban presos en la real cárcel de la corte, por diferentes crímenes y delitos, habían concertado unos días antes una fuga, para ello fingieron un alboroto con lo que obligaron a algunos guardias a acudir al calabozo, al ingresar los gendarmes los amotinados sacaron sus cuchillos carniceros y uno de ellos le dio tres puñaladas a un oficial, le quitaron la llave de la puerta de la calle y por el gran ruido acudió el alcaide, quien se retiró lleno de miedo, el grupo de reclusos que sumaban 22 personas y estaban armados llegaron hasta el cancel del medio, uno de los delincuentes le dio un golpe muy grande en la cabeza al guardia que estaba en la puerta dejándolo tendido en el suelo, salieron atropelladamente y solo se quedó un español que estaba preso por una causa leve, los fugados se acogieron a diferentes iglesias y conventos, el alguacil mayor de la corte don Melchor Malo de Molina, recibió información que tres de ellos, un mestizo, un cuarterón de mulato y un negro estaban en la sacristía de la iglesia mayor, fue hacia allá y los saco presos, inmediatamente los señores de la real sala del crimen fulminaron la causa y los sentenciaron a la horca.

Día 24, a las nueve de la mañana los reos pidieron iglesia ante el provisor de la ciudad, el cual despacho al punto el auto ordinario pero no pudo notificar a los señores jueces, mientras su excelencia el señor virrey ordeno una junta del real acuerdo donde estuvieron los señores como hasta las dos de la tarde, en el ínterin fue el juez eclesiástico prosiguiendo con sus requerimientos, pero no sirvió de nada a las cuatro de la tarde sacaron a ahorcar a la plaza a los reos, tocaron las campanas de la iglesia metropolitana a entredicho, pero se ejecutó la sentencia de muerte y acudió un numerosísimo concurso de gente, a la hora de la oración todas las iglesias tocaron a entredicho.

Día 25, fiesta de la anunciación de nuestra señora, por la mañana como a las nueve enterraron a los ahorcados quienes estuvieron colgados toda la noche.
Al mediodía el señor arzobispo en el monasterio de monjas de la encarnación celebró el día de la anunciación de nuestra señora, asistió su señoría ilustrísima y el señor virrey, los señores de la real audiencia, menos los tres jueces de la real sala del crimen a quienes los de la iglesia habían declarado como excomulgados, predico el padre Nicolás Duran quien es provincial de la compañía de Jesús.
Este mismo día a las seis se notificó al provisor un auto del real acuerdo, a pedido del señor fiscal en el que se manda absolver por ochenta días a los descomulgados.
También por la tarde trajeron del puerto del Callao a Diego de León quien es esclavo del capitán Manuel Rodríguez, dicen que es el autor del motín y fuga de la cárcel, que había huido hacia dicho puerto y se escondió debajo del altar mayor de la iglesia de san Agustín, de donde lo mando sacar el general Bernardino Hurtado quien lo remitió a esta real cárcel de corte con 22 arcabuceros , habiéndose dado cuenta de dicha prisión a los señores del real acuerdo, dieron comisión al señor licenciado Luis Henríquez para que fulmine la causa y sentencie, el cual hizo esa misma noche hasta dejarla en estado de conclusión.

Día 26, como a las ocho de la mañana el señor provisor por auto, mando absolver a los señores jueces y demás ministros excomulgados y alzo el entredicho.
Este día los ministros alguaciles de la corte trajeron a un indio desde el puerto del Callao, se dice que es otro de los culpados en la fuga y motín, el cual sacaron del convento de frailes de nuestra señora de la merced y esa misma noche los señores de la real sala del crimen fulminaron la sentencia.

Día 27, a las ocho de la mañana el señor virrey ordeno una junta del real acuerdo, donde estuvieron hasta las tres y media de la tarde viendo el proceso de los dos reos fugados, después de muchas controversias salió sentencia de muerte contra ambos, se mandó remitir al juez eclesiástico los autos y procesos para que visto declare no gozar de inmunidad los reos como lo habían pedido.

Día 28, se casó uno de los hijos del regidor Juan de Salinas con la hija de doña Leonarda de las Casas, quien es viuda de don Francisco de Arenillas.

Día 29, don Pedro de la Cueva tomo posesión del oficio de escribano mayor de estos mares del sur, en virtud de la renuncia que hizo don Francisco de la Presa, dejando el tercio del valor en la real caja.

Día 30, los jueces y oficiales reales fueron al puerto del Callao, al despacho del navío que lleva a tres regimientos a Chile.

Día 31, llevaron al puerto del Callao al regidor Julián de Lorca y a los demás condenados a pagar su culpa en Chile, los entregaron al cabo de dicho navío el cual se hizo a la vela esa misma tarde.

(1) Fray Alonso de Herrera fue señalado en su tiempo como orador sagrado y escritor, había nacido en Granada en 1562 e ingreso en la orden franciscana en el Perú, pero a consecuencia de un sermón que predico en la ciudad de la Plata en presencia del obispo dijo tantas barbaridades que fue desterrado de la ciudad por dos años, esto ocurría en 1599 pero la sentencia se le aplico años después en Sevilla, en 1617 publico “consideraciones de las amenazas del juicio y penas del infierno” dos años más tarde daba a luz en la misma ciudad las obras siguientes “ira y furor de Dios contra los juramentos” “discursos predicables de las excelencias del nombre de Jesús y de los nombres y atributos de Cristo” en Lima en 1627 apareció la primera edición de su “espejo de la perfecta casada” por el título de esta obra el padre Herrera parece que quería emular a fray Luis de León, pero si bien no es despreciable la obra de Herrera dista bastante de la perfección con la que escribió el genial agustino de León, en 1641 saco en Lima su “ cuestiones evangélicas del adviento y santos” estando en el convento de Trujillo murió en 1644, según fray Diego de Córdova Salinas quien escribió en su obra “coronica” fue luego que escribía una cuaresma que no llego a publicarse.
(2) Tanto el doctor Valdés, como el doctor Medina en sus biografías del beato Martin de Porres, atribuyen un milagro de este la preservación de la capilla de nuestra señora de las cabezas.
(3) Se le daba el nombre de san Pedro a la casa que fundo el licenciado Alonso Riero, clérigo previstero, que luego fue hospital de sacerdotes y convertida después en oratorio de san Felipe Neri, que está hoy situada en lo que es hoy la escuela de bellas artes, al pasar los filipenses al colegio de san Pablo, a raíz de la expulsión de los jesuitas se dio dicho local a las amparadas vulgarmente llamadas recogidas, fundada por el venerable padre Francisco del Castillo, quien pertenecía a la compañía de Jesús.

Texto agregado el 28-03-2014, y leído por 100 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]