La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Bajo la misma piel parte 4

 Imprimir  Recomendar
  [C:541435]

Bajo la misma piel parte 4

La fiesta fue un éxito. Mis alumnos pasaron de nivel y por supuesto con eso llegaron las vacaciones. Los lugares de diversiones estaban llenos, las avenidas con más concurrencia, lucían vacías. Podías salir a caminar tranquilamente. Cerca de casa hay un parque enorme en donde se realizan algunas actividades deportivas y culturales. Fui a tomar un helado en compañía de mi abue lolita. De nuevo volví a ver al lindo joven de los ojos azules comprando un refresco. Vestía con un pantalón en color negro con saco del mismo color con el pelo recogido. Perfectamente rasurado, no tenía una sola imperfección en la cara, lo que más me llamó la atención fue esa ceja bien depilada. Parecía que el guapo caballero era gay.
-hola. Como estas – dijo Luca con un beso en la mejilla.
-mira te presento a mi abuelita. – dijo Margot.
-señora. Mucho gusto yo soy Luca.
-buenas tardes hijo – dijo mi abue lolita.
-¿y cómo has estado? – pregunta el.
-bien. Disfrutando de mis vacaciones. ¿Y tú?
-también. Bueno te dejo porque tengo algunas cosas que hacer. – dijo el joven guapo.
-ok. Que estés bien. – dije algo decepcionada. Esperaba que el siguiera platicando conmigo.
-hasta luego señora. Mucho gusto.
-igualmente hijo – le dice mi abuela. – que muchacho tan raro ¿de dónde lo conoces?
-lo conocí en la escuela, es familiar de un alumno mío.
Los días pasaron sin ver a la chica que todos los días se arreglaba el pelo y se pintaba los labios. Un día después de haber ido al gimnasio fui al centro comercial a la tienda donde conocí formalmente a Friné. Compré el vestido que Friné iba a comprar pensé que algún día me la encontraría y podría darle ese presente. Una tarde de mayo salí en mi carro a buscar la casa de una maestra pero me perdí y llegué a la carretera a lo lejos vi a una mujer alta delgada caminado como si estuviera ebria. Seguí conduciendo y me detuve delante de ella al ver que se trataba de Friné. Bajé del carro para auxiliarla.
-Friné ¿estás bien? – pregunté tomándola del brazo.
-cariño – dijo desmejorada
-¿qué te hicieron? – pregunté.
-me hirieron - dijo Friné.
-¡pero como! Súbete a mi carro - le dije muy asustada.
Continuara…

Texto agregado el 06-05-2014, y leído por 91 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2014-05-20 02:18:55 Que historia más atrapante,me encanta***** Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]