La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Bajo la misma piel parte 6

 Imprimir  Recomendar
  [C:542060]

Bajo la misma piel parte 6

-cariño. Esto es muy caro. Yo no tengo para pagar
-bueno, yo invité. Pide lo que sea sin fijarte en el precio. – le dije.
-¿les puedo tomar su orden? – dice el mesero con muy malos modos.
-sí. – Dije – quiero unos hot cakes con tocino, jamón y huevo, una orden de bisckete con mermelada y mantequilla, café, jugo de naranja.
-muy bien. Y usted. – le dice el mesero a Friné
-no sé qué pedir. – responde ella.
-no te preocupes. ¿Me dejas elegir por ti?
-está bien. – dice ella muy tímida.
-tráigale una baguete de huevo con tocino y una orden de huacamole. Con una orden de pan tostado, café, jugo de naranja.
-ok, en un momento les traigo su orden.
-cariño, ¿todo esto en cuanto va a salir?
-lo que sea. – le respondí. ¿Hace cuánto que no comes?
-días. En días no como nada. – me respondió ella.
-¿dónde vives? – le pregunté para saber de ella.
-en una casita en la carretera.
-pero en ese lugar hace mucho frio.
-sí, lo sé pero con algunos periódicos me tapo.
-¿Perdón? No puedes vivir en esas condiciones.
-si lo sé pero no tengo de otra.
-aquí está su orden. – dice el mesero.
Friné no dejó migaja alguna. Pagué y nos fuimos a caminar por el centro comercial.
-cariño, me tengo que ir. El trabajo me espera. – dice Friné.
-si gustas te llevó.
-¡no! No. Para nada, yo me voy sola por mí no te apures.
-ok. Cuídate y lo que necesites ya sabes donde vivo y tienes mi número. Háblame por cualquier cosa.
-claro. Gracias por todo. – dice ella. Creo que por primera vez había comido bien.
-por nada. – esa mujer tiene algo que me llama la atención.
Fui a la tienda donde nos presentamos y compré el vestido que ella había dejado por no tener dinero.
Pasaron los días y una linda mañana del domingo vi a Luca sentado en parque tomando un helado con una niña.
-¿Luca? – dije.
-¿Margot? Hola. ¿Cómo estás? – dice el atractivo hombre
-bien gracias – le dije – ¿y tú?
-bien. Gracias. Tenía tiempo de no verte.
-es que he tenido algunas cosas que hacer. – Le respondí - y esa criaturita tan preciosa ¿Quién es?
-ha es… es como mi hija. Es hija de un familiar que falleció y no tiene con quien vivir. Para evitar que la llevaran a una casa hogar, vive conmigo.
-bueno, eso aclara todo. Es hermosa. Muñequita ¿Cómo te llamas?
-coral – dice con una voz muy tierna. Una niña muy diferente a la gente que vivía en la comunidad. Era una niña de color, baja de estatura con hermoso rostro.
-¿y tú abuelita? – pregunta el.
-está en casa. Fui a la farmacia por un medicamento.
-¿está enferma? – pregunta el.
-no. Bueno sí. Son sus medicamentos porque es diabética. – mi abuela es diabética desde hace más de 20 años. Por esa razón ella ya casi no ve.
-¿y si encontrarte el medicamento?
-no. Es muy caro y muy difícil de conseguir. A veces tengo que ir a los laboratorios para conseguirla.
-¿y qué piensas hacer?
-iba a tomar un taxi en la base para ir al otro pueblo.
-bueno, si tu gustas yo te puedo llevar, mi carro está estacionado de aquel lado.
-no. En verdad gracias. Pero…
-anda. Yo te llevo.
-ok. Acepto. – no me pude resistir a los encantos de ese hombre guapo, no guapo guapísimo.

Continuara…

Texto agregado el 20-05-2014, y leído por 90 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2014-05-21 00:29:03 Espero la próxima parte. Victoria 6236013
2014-05-20 06:30:08 Mmmm,ya se provoco una coneccion. Me gusta***** Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]