La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Bajo la misma piel parte 9

 Imprimir  Recomendar
  [C:543026]

Bajo la misma piel parte 9

Con forme pasaba el tiempo la amistad ente Friné y yo era cada vez más fuerte. Casi todos los días hablábamos para saber cómo nos había ido en el día. Friné trabaja en un bar a la salida de la carretera donde vive ella y le dije que dejara ese empleo para que no hubiera algún hombre que le faltara al respeto.
Desde ese momento mi vida cambió por completo. No sé cómo llamar a esta experiencia pero lo que viví con Friné y él jamás se me va a olvidar.
Desde niña viví con mi abuela pero desde que murió me quedé sola en la casa todo me recuerda a ella. Tomé la decisión de regalar la ropa de mi abuela y limpiar la casa para sacar todos esos recuerdos. Después de revisar tareas fui a buscar a Friné al lugar donde sé que vive y vi que vive con muchas mujeres en un mismo cuarto y vi a algunos hombres en el mismo lugar lo que no me gustó nada. Me dijeron que ella no se encontraba en ese lugar porque había ido a trabajar al bar “aquí te vez” que es un bar de mala muerte donde van los hombres a desahogar sus penas y después se contratan una prostituta. Di una vuelta por ese horrible lugar que es una colonia donde viven sexoservidoras, y también viven travestis. Me dio tanto miedo saber que Friné vivía en un lugar tan feo que fui a buscarla al bar para pedirle que se fuera a vivir con ella a su casa y tratara de dejar esa mala vida. Cuando llegó al bar dejó su carro en el estacionamiento y entró por la puerta principal del bar para encontrase con el dueño del bar que era Dante. Ese hombre sabe osas que me ponían en riesgo.
-mira nada más a quien tenemos aquí. – dijo el tipo.
-¿disculpe se encuentra Friné?
-¿esa perra? ¿Buscas a esa vieja? Ni tan vieja – dijo insinuando algo que no entendía.
-¿como?
-¡¡déjala!! – Dijo una voz muy fina al final de la barra – ¡¡déjala en paz!!
-¡Friné! – exclamé
-hola querida. ¿Nos puedes dejar a solas?
-no te tardes – dice el hombre tocándole una nalga a Friné.
-¿qué haces aquí? – pregunta Friné
-te fui a buscar a tu casa
-¿fuiste a barrio grande? – que es un lugar donde vive gente que se dedica la sexo servicio
-si. Una mujer me dijo que estabas aquí.
-¿te hicieron algo?
-no. Nada solo pregunte por ti y eso fue todo.
-¿y para que me buscabas?
-quiero proponerte algo
-¿que?
-Friné te habla Dante – dice una persona que vestía ropa en color negro.
-cariño este no es lugar para ti. Tienes que irte. Prometo irte a ver a tu casa
-está bien. – dije no muy convencida.
Eso dijo Friné que vestía una falda floreada que le llagaba arriba del medio muslo con una ombliguera en color blanco con unos zapatos en color plata. Subí a mi auto y fui a comer algo a un restaurant cerca del bar. En ese lugar escuché a unos hombres que hablaban de ella.
-y que como te fue con la vieja esa – dice un tipo que vestía un pantalón vaquero con una camisa de cuadros en color rojo.
-ya sabes lo de siempre, Friné no afloja. Tiene rato que la conozco y dicen que nunca ha tenido sexo con nadie. Dicen que ni Dante la ha convencido pero hace un baile erótico increíble
-¿nunca la has visto desnuda?
-jamás. Hasta eso es una prostituta decente.

Continuara….







Texto agregado el 10-06-2014, y leído por 91 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2014-06-10 05:00:12 Uyyyy qué impactante.Espero por lo que viene. Me encanta***** Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]