La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Carmen-Valdes / El Fin Justifica Los Medios

 Imprimir  Recomendar
  [C:543417]

Texto participante en el Desafío Creativo II

El fin justifica los medios

“Usted puede ayudarme a salvar la vida de mi hija…”, así comenzaba el mail que Renato Santana había recibido hace un par de semanas, su primera idea fue eliminarlo de inmediato, siempre llegaban a su correo muchas peticiones que desechaba, pero cuando vio la firma, la curiosidad de periodista pudo más, leyó el mensaje completo y llamó al teléfono que le indicaban, dos días después se reunió con ellas y luego de esa cita, convenció al director de la emisora televisiva y a su editor, de que debían entrevistarlas en vivo, esa era la única condición que ponían, en directo, sin cortes, entonces ellas contarían toda su verdad.


Dos semanas después La Dra. Bauman, especialista en armas químicas y biológicas, desaparecida por 7 años, buscada por la INTERPOL por robo de documentos y secretos clasificados en Sudáfrica, era maquillada antes de entrar al set de televisión, Renato Santana, revisaba sus notas y se paseaba nervioso por el estudio.


La chica del maquillaje se había esmerado en destacarle los ojos color calipso heredados de su padre, la había halagado por su belleza y lo bien que se vería en la pantalla, a ella eso era lo que menos le importaba, Emma apretó su mano, mirándola fijo con sus ojitos negros con ese brillo que cosquilleaba y que la desarmaba siempre.


- ¿Mamá estás asustada?


No era su hija, pero hace unos años Emma la había adoptado a ella, esa niña tenía más claridad y luz que muchos adultos. Sólo le sonrió para que no sintiera la debilidad en su voz. La sentó en su falda y le arregló los rizos del pelo, se veía hermosa con su vestido nuevo, la dejó en el piso y le corrigió las correas de los aparatos en sus piernas que la ayudaban a caminar.


Mientras esperaban la entrevista en vivo, sus pensamientos viajaron hacia el inicio, su padre un general del ejército alemán, la había mandado a las mejores escuelas, luego de graduarse en la universidad, se unió a las fuerzas de defensa alemana, La Wehrmacht, su carrera siempre fue primordial en su vida, nada le importó para ascender, esa era su meta, a través de la investigación que era lo que más le gustaba. No le importó ni cuestionó los métodos. “El fin justifica los medios”, esa vieja frase era su lema.


- ¡15 minutos! Dra. Bauman, Le avisó una asistente, la maquillista se acercó con una esponjita para corregir su frente.


Cuando terminó la guerra, ella ya vivía en Suecia, país que se mantuvo neutral durante todo el conflicto, había dejado el ejército gracias a las influencias de su padre, el general era mucho más conservador que ella y vio el peligro de que su hija siguiera sirviendo a las fuerzas armadas. Sus conocimientos la llevaron a trabajar a una multinacional casi por una década. Esto hasta hace siete años atrás.

Nunca conoció a los dueños de los grandes capitales de la multinacional, que movían su maquinaria de inversiones a través del mundo. La Dra. Bauman trabajó en varios proyectos secretos en el país de la segregación racial: Sudáfrica y la mayoría de estos relacionados con las teorías nazis de la pureza de etnia y la experimentación con armas químicas y biológicas. Participó directamente observando especímenes, comparando individuos e implantando bacterias en desodorantes, dentífricos y cosméticos, esto, solicitado especialmente por el gobierno sudafricano empecinado en crear armas bacteriológicas, en un desquiciado y racista plan de eliminación de los enemigos del gobierno.


En su última estadía de seis meses en Sudáfrica, cuando aún Nelson Mandela estaba en prisión y el apartheid en pleno apogeo, trabajó en Johannesburgo en un área del proyecto “la granja” con varios laboratorios subterráneos. La Doctora Bauman estaba a cargo de los sujetos de prueba, todos de raza negra, la mayoría indigentes y prostitutas, los más pobres entre los pobres.

Sin embargo, algo hizo clic en la mente lógica de la científica en ese entonces, una prostituta de los suburbios del ghetto llamada Rossette, tan desnutrida y maltratada por su trabajo en la calle, que nadie se dio cuenta que estaba por parir.

Un mes más tarde la mirada de la niña que colgaría hambrienta de su pecho se clavaría en el alma de la doctora, tirando por el piso todos sus conocimientos, hasta ese minuto la fría doctora Bauman no se fijaba en los sujetos de experimentación, nunca antes se compadeció de ninguno de ellos. Pero esa niña, a la que nombraron Emma se le metió en el pecho, en la mente, la desbordó de sentimientos maternales que nunca imaginó que podría experimentar, jamás quiso casarse, impensado tener hijos, menos en ese momento en que ya bordeaba los 40.

Producto de los mismos experimentos en los que ella colaboró, la niña nació con malformaciones en sus piernas. Ayudó a alimentarla, le compró leche especial, le traía pañales, ropa y le pagó tratamientos en el hospital de Johannesburgo. A los cuatro meses del nacimiento de Emma, Rossette murió en una de las pruebas que el director de La Granja le hizo, entonces la pequeña huérfana se agarró con su manita morena a sus blancos dedos, con esos ojos negros brillantes que le exigían algo que la Doctora Bauman no alcanzaba a dimensionar.

Tomó a la niña y se la llevó esa noche a su casa, después de muchas dudas, llamó a su padre a Alemania y le pidió que la ayudara a rescatar a la pequeña. Las influencias de su progenitor, las llevaron a California y luego a Sudamérica. De eso habían pasado 7 años.


La multinacional había invertido mucho dinero y tiempo buscándola, al desaparecer, también habían perdido años de investigación, ella había eliminando los archivos de Johannesburgo y todo lo relacionado con el nacimiento de Emma. Hasta que hace unos meses, la habían encontrado.


- Dra. Bauman pase al estudio por favor


Se levantó de su asiento, tomó de la mano a la niña, y entró al estudio con actitud desafiante, el periodista Renato Santana, Director de Prensa, las recibió con un afectuoso saludo, mientras que esa imagen que se repetía en todos los monitores de la estación, daba la vuelta al mundo, la doctora Bauman, científica y creadora de armas de muerte que habían sembrado horror en el régimen del apartheid, con su pelo rojizo y sus ojos calipso, de la mano de una niña de raza negra, con piel y ojos muy oscuros y brillantes, que caminaba con gran dificultad producto de las torturas que había recibido su madre.

La doctora Bauman sentó a la pequeña en su falda y enfrentó a las cámaras con la esperanza de que lo que revelara al mundo, la confesión de sus culpas, protegieran a su niña, a su Emma, del poder del dinero, la guerra, el racismo y por sobre todo que le salvaran la vida.


El periodista miró a los ojos a la doctora Bauman, maravillado por la belleza de esa mujer madura, luego miró a Emma, que sonreía a las cámaras, tomada de la mano de su madre, se veía segura y feliz, lejos, muy lejos de entender del horror del que había sido parte alguna vez y del cual había sido rescatada.

Texto agregado el 17-06-2014, y leído por 176 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
2014-06-28 16:50:25 Un gran texto sin duda, no sólo por la redacción tan diáfana, sino por todo lo que encierra el escrito. Grandioso, Carmen querida. Una denuncia bien escrita que te hace reflexionar. Un full abrazo. SOFIAMA
2014-06-27 22:43:42 un cuentazo...5* laber
2014-06-26 02:45:23 ME ENCANTO AUN MAS, EL FINAL FRÍAMENTE LA DOCTORA CONSIGO LO QUE SE PROPUSO MIS5* BESOS NILDA yo_nilda
2014-06-24 22:13:56 Solo puedo decirte que has escrito algo maravilloso y por sobre todas las culpas que existan en este mundo,en el texto se refleja el amor de esa mujer que aunque nació repentinamente está y eso es lo que vale***** Me habría gustado que siguiera... Victoria 6236013
2014-06-22 17:42:00 A mí me gustó mucho este texto. Quitándole las imposiciones y observando sólo lo literario (que es al final lo que se espera) está muy logrado, con una idea muy bien desarrollada. Muchas felicitaciones, Carmen. Ikalinen
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]