La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / maparo55 / La causa de todos los males

 Imprimir  Recomendar
  [C:543474]

El viernes, el hombre tuvo un turno de trabajo agotador: asistió temprano a una junta, recibió a un par de proveedores, redactó un informe sobre un producto nuevo en el que invirtió varias horas, y finalmente le dio la bienvenida y entrenó en los reglamentos básicos de la empresa a Gloria, una joven muy guapa que fungiría como su nueva secretaria.
El sábado por la mañana se sintió un tanto extraño, tenía una desazón desconocida, que le impedía pensar con claridad y estar tranquilo, como un presentimiento.
El domingo, se supo enfermo. Los síntomas que presentaba eran señal inequívoca de una grave enfermedad: confusión total, una terrible ansiedad, un vacío inexplicable en el estómago casi al borde de la náusea. Esa noche durmió apenas, el insomnio hizo presa de él. Un pensamiento obsesivo lo acosaba. Se le fue el apetito. No comíó nada durante el día y le dolió todo el cuerpo. Estaba desesperado.
Preocupado, el lunes muy temprano acudió al médico. Éste, lo encontró perfectamente sano. Luego, se dirigió al trabajo. Nomás llegar se topó con Gloria, la nueva secretaria, quien lo recibió con una sonrisa y un buenos días, que en aquella boca roja, joven y fresca, pareció un baño de sol reconfortador. Se sintió bien, muy bien. Entonces, como si despertara de un sueño, le llegó la respuesta de sus males. ¡Estúpido!, la causa de todas sus dolencias era la nueva secretaria y el nombre correcto de sus múltiples achaques, se llamaba…estar enamorado.

Texto agregado el 19-06-2014, y leído por 119 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]