La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / la puerta verde

 Imprimir  Recomendar
  [C:546570]

ensilaba las monedas de mi padre cuando en la oscuridad de la oficina escuché una voz que provenía del cuarto de escobas... me paré y fui a ver... abrí la puerta y vi una ruma de escobas inertes, ordenadas... estaba a punto de cerrarla cuando vi, oculto bajo una de ella a un pequeño niño... me pregunté cómo era posible que haya entrado... el niño de cabellos negros y de ojos mas negros no cesaba de mirarme... ¿cómo has llegado aquí?, le pregunté... el niño respondió que estaba jugando en su casa cuando escuchó del otro lado de su cuarto el sonido de muchas monedas... ´"caminé hasta llegar a ese lugar y vi que había una puerta verde del cual nunca había visto”... “la abrí y tropecé, caí y me golpeé la cabeza”... “y cuando desperté, estaba aquí”... saqué al niño del cuarto de servicios y luego saqué todas las cosas y sí, al final del cuarto había una puerta de color verde... el niño y yo nos miramos y decidimos abrirla... apenas la toqué esta se abrió sola... tras de ella había un mundo diferente... aves de alas brillantes y seres humanos desnudos caminaban bajo un lugar celestial... el niño se desprendió de mis manos y entró en ese mundo... le vi correr y correr hasta perderse por aquel mundo celestial... de pronto, vi que lentamente aquella puerta empezaba a cerrarse, quise entrar, correr como el niño, pero dudé... vi cerrarse la puerta hasta el final... luego, puse todas las cosas en su lugar y volví a ensilar las monedas de mi padre... cuando llegó, me dijo que estaba raro, casi no podía reconocerme... pareces un enamorado, me dijo... sonreí y terminé mi labor... al día siguiente volví a mis estudios y todo aquel que me veía, decía lo mismo que mi padre... sonreí y recordé la puerta verde... por la noche, volví a ensilar las monedas de mi padre y a mitad del trabajo, recordé la puerta verde... abrí la puerta de las escobas, las saqué pero no había nada, tan solo la pared sucia y oscura... me sentí triste...
han pasado los años, soy una persona mayor y aún recuerdo la puerta verde y al niño... una tarde en que mi esposa e hijos se fueron de la ciudad y me dejaron solo, salí a dar un paseo... me senté frente al rio y me puse a pensar y pensar en cualquier cosas... tenía cincuenta años ya... de pronto, vi que un niño se acercaba a lo lejos... y cuando estuvo frente a mis ojos pude reconocer al niño que vi hacía mas de treinta años... estaba igualito... me miró a los ojos y cogiéndome las manos me dijo que corriese con él... corrimos y corrimos y cuando llegamos a una calle sin salida, vi la puerta verde... el niño se detuvo y soltó mis manos... abrió la puerta y todo parecía igual de maravilloso... era el cielo... caminé y caminé hasta llegar a cruzar la puerta verde... los aires eran diferentes... el cielo era dulce y sentí tanta felicidad que lloré de amor... iba a caminar por aquel lugar, pero me detuve... miré la puerta verde que empezaba a cerrarse y dudé en quedarme... pensé en mis hijos y mujer, mis hermanos, mi trabajo... regresé y salí de aquel mundo tras la puerta verde... y vi como lentamente ésta se cerraba... me di media vuelta y cuando quise volver, esta ya no estaba mas...
han pasado los años y mi mujer falleció... mis hijos se ha casado y tienes sus propias vidas y estoy solo... y cuando camino por las calles trato de encontrar la puerta verde, pero nada... pareciera ser que me ha dejado para siempre...
he enfermado y estoy muy delicado... mis hijos no me dejan y me han llevado al hospital... estoy muriendo... eso le pasa a todos... de pronto, a través de la ventana he visto al niño de ojos negros que me llama... me he parado y he tratado de caminar, pero, no tengo fuerzas... el niño ha llegado hasta mí y me ha levantado... ha señalado una de las paredes del cuarto del hospital y la puerta verde está allí... esta se ha abierto... y el niño me ha ayudado a entrar y he entrado, para no volver a salir nunca mas...

Texto agregado el 01-09-2014, y leído por 96 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]