La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Dos mundos parte 8

 Imprimir  Recomendar
  [C:550656]

Dos mundos parte 8

-creo que esa mujer se está pasando – dice una mujer en el bar.
-¿ya viste a esa mujer? ¡Está muy buena! - dice un hombre en una mesa
-claro y baila increíble – dijo otro hombre.
A lo lejos se veía una mujer bailando sobre una mesa. Todos los comentarios eran acerca de Isabela que se encontraba bailando muy sensual y en estado de ebriedad. Mostraba sus pechos bien formados. Y una tanga en color vino. Se veía como una diosa griega sexy. Todos los hombres le gritaban cualquier tipo de piropo desde el más romántico y tierno hasta el más atrevido, sucio y vulgar. Ángel al ver a la chica tan sexy y viendo que ya muchos hombres abusaban del erótico momento se subió a la mesa y la bajo cargándola en su hombro. Salieron del bar y él lo primero que hizo fue pedir su carro al valet parking y se fueron. En realidad no sabía a donde llevarla. En primera él no sabía dónde ella vivía y si la llevaba a su casa su padre pensaría lo peor de él. Pero no tenía más opción. Y la llevó a su casa. Ella llevaba puesto el saco de Ángel. Llegaron a casa de y su papá ya dormía. La tomó de los brazos para poderla cargar.
-¡una más! ¿Si? ¿Anda si? – dijo ella.
-no. Ya no estamos en el bar. – responde a la ebria mujer.
-¿ya te habían dicho que estas muy guapo? – dijo Isabela muy borracha.
-no. – dijo el sin pensar en que los niños y los borrachos dicen la verdad.
-tienes bonitos ojos. – dijo ella. Los dos se miraron y ella respondió con un vomito bastante desagradable.
-creo que necesitas dormir. – dijo el atractivo doctor.
A la mañana siguiente Raúl realizó las actividades de diario, pero notó que su hijo ya no estaba en su cuarto. Al tocar la puerta nadie abrió. Sin abrir las cortinas de la sala entró a escondidas a la casa para que su papá no lo viera.
-¿hijo que haces?
-¡papa! - dijo asustado el prófugo de la justicia
-tranquilo ¿estás bien? – pregunta Raúl aun en pijama.
-si. – dice nervioso.
-¿y porque entras así? Cómo escondiéndote de alguien
-no. Todo bien. No te preocupes. – responde Ángel.
-toqué a la puerta de tu cuarto y como no abrías entré – dijo Raúl quitado de la pena.
-¿que? – pregunta Ángel muy alterado
-¿tiene algo de malo? …. ¿Estás bien? – de nuevo pregunta Raúl.
-estoy bien. – responde Ángel.
-no te vi y pensé que no habías llegado a dormir. No te sentí llegar ayer en la noche
-llegué un poco tarde.
-voy a preparar el desayuno – dijo Raúl.
-bien. – dijo Ángel y entro a su recamara para revisar si ella estaba en el cuarto. Pero la princesa borracha tomó sus cosas a las 7 de la mañana y salió por la ventana del cuarto de Ángel.
Continuara…

Texto agregado el 05-01-2015, y leído por 59 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2015-01-12 05:01:41 Mmmmm,qué bien,se me había pasado este último texto***** Victoria 6236013
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]