La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El condenado

 Imprimir  Recomendar
  [C:552816]

Entre el cielo y la tierra algún día los condenados serán liberados.
Es la era del hombre "M y F" es un estancamiento de su propia comprensión, no avanzan para ser seres humanos afectando su mundo físico sus pensamientos degenerados, siempre habido la guía para el hombre pero no sirve para nada, no abren los ojos a los altos reinos de la conciencia, la infección de la densidad negativa es profusa hasta volverte zombi, involucionando cada día, todos deben ser como ellos, no dejan ser tú mismo y por ello terminas pudriendo te en odio de un mundo artificial sin saber que es en realidad el existir. El zombi no tiene ni cree en el amor porque están llenos de ego y arrogancia, por ello quieren otros cerebros sanos para devorar.
El condenado estuvo infectado en medio del sueño ilusorio con un vocabulario tan pobre, la expresión de la frecuencia cristica lo despertó y fue enjuiciado por sus actos deplorables de avocar y adquirir la ley del amor absoluto incondicional en la estrecha gama de la realidad zombi, la verdad es letal para los infectados, su elección: discordia, maldad entre la presencia de disonancia, distraídos por diseño no tienen integridad.
El condenado fue aprisionado por grilletes en una fría prisión que le sirvió para comprender la mecánica y redescubrir lo que hace miles de años existía. Entre las noches y los días el entendimiento espiritual se vitaliza, la dinámica de la energía en diferentes formas encuentra el espacio vacío para contener la verdadera sustancia con vibraciones buscando el principio único.
El condenado busca como entender la energía envolvente que capacita el cuerpo, no alimenta egos, es un iniciado que rompe los grilletes del mecanismo de control del mundo físico por medio de los pensamientos y derecho de nacimiento. El condenado salió de entre la oscura mazmorra aferrándose al orden universal junto con la verdad.
El condenado está lleno de cicatrices por la supresión de la verdad de sociedades facturadas, ilusorias de sistemas educativos, religiosos equivocados, transliterados, inconclusos, forzados, presumidos e inventados. Los credos científicos limitan el alcance de comprensión en un paradigma de contención que la ciencia dominante destruirá junto con los científicos que invierten en sus propias invenciones para beneficio propio y no de la humanidad, re explicará el olvido programado.
105 sentidos elevados que no ven, no perciben, 5 sentidos externos bajos que el zombi degrada aunque su aspecto no tiene esencia sólida.
El condenado tan sólo es señalado por la miseria arrogante que desintegra su propia libertad de elección, su conciencia atreves de la creación, la manifestación del alfa y el omega. Todos juntos los infectados participan basados en los pensamientos de pocos y no hacen nada para no devorarse los unos a los otros.
Los momentos estáticos terminaron, la plenitud en la meditación fue conquistada junto con el propio ser y en el instante de su existencia.
Las oposiciones negativas quieren fluir violentas entre las vastas des armonías que vienen arraigadas a la vida grávida de ego. No le teme hacer ridiculizado, que más vergüenza de haber creído que la realidad es como uno es.
Las condenas no vuelve cautivo a un ser que busca la elevación y entrena para contener el cuerpo energético, la elevación no puede surgir sin evolución, la con ciencia pura y vibrante en cada uno de nosotros es justamente la fuente y la base de la mente, fuente del pensamiento y también la fuente de la materia.
El condenado no tiene cultura porque es un conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones, creencias y costumbres que caracterizan a un pueblo o clase social y época. No existe la materia; toda materia se origina y existe únicamente por la virtud de una fuerza que lleva a la partícula de un átomo a la vibración.
Él camina por una larga carretera, a lado y lado está lleno de depósitos de basura donde los buitres están al asecho, lleva un viejo morral a sus espaldas, no pierde el tiempo observando el cielo ya sabiendo que lo eterno encuentra en su cerebro, el puente a la infinidad sin principio ni final.
El condenado después de tanto sufrimiento y deambular entre mundos inciertos, de haber sido un guerrero de la vida para ganarse la muerte y escapar de todo, arribo la luz a su corazón y el sosiego terminó entre los tiempos impetuosos que los sentimientos calcinados fueron por fin iluminados al despertar.

J.c.n-20-3-2014

Texto agregado el 23-02-2015, y leído por 103 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]