La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Dos mundos parte 19

 Imprimir  Recomendar
  [C:553866]

Dos mundos parte 19

El cáncer de Héctor estaba muy avanzado y solo le quedaban meses de vida. Y tenía poco tiempo para dejar las cosas en orden con su hija y esposa. Pero llegó la hora de que Isabela conociera a su rival de amores.
-Tiene días que no te veo. – dice Isabela algo seria.
-lo sé. Pero es que he tenido muchas cosas que hacer. – responde Ángel.
-hablé al hospital y noté que algunas personas mentían. Había contradicciones y creo que te estaban cubriendo. Fui al hospital y me dijeron que llevas algunos días faltando y que te presentas pocas horas a laborar.
-bueno es que…
-¿pasa algo? – dijo Tania llegando a un lugar al que no fue llamada.
-ella es Tania. Ella es una amiga que tengo desde hace muchos años.
-hola – dijo Tania muy cerca de Ángel
-hola – dijo Isabela notando que algo pasaba.
-Ángel me ha platicado de ti – dice Tania para ablandar las cosas.
-¿Ángel habla de mí? Pensaba que ya no se acordaba de que éramos novios. Aunque nunca….
-¿quieren pasar a comer? – dijo el tímido galán afuera del restaurante.
-Yo no gracias. Tengo otras cosas que hacer – dijo Isabela. – Que se diviertan.
-creo que no le caigo bien. – expresó Tania.
Con forme los meses pasaban ellos dos se alejaban y Ángel le daba prioridad a su amistad con Tania pero no a su supuesto noviazgo con Isabela. Fue en una fiesta donde Tania empezó a ser la mala del cuento.
Isabela fue invitada a una fiesta que Ángel realizó, los motivos ni el mismo lo sabía. Isabela llegó tarde solo de pensar que estaría su súper enemiga Tania. Al llegar de lejos los pudo ver y se dio cuenta de que él no la mira, como mira a su amiga. La mira con un brillo especial, ríe como nunca, la abraza y ella se aprovecha de la situación. Isabela tomó sus cosas y se fue. Esa misma noche Tania entró a la casa por más refresco, al entrar a la cocina, alguien hablaba por teléfono y Tania no pudo evitar escuchar.
-nunca pensé que la volvería a ver. Lo peor de todo es que Isabela, la novia de Ángel sabía que Brígida estaba cerca de mi hijo. Isabela supo mucho tiempo eso. Brígida vino a hablar conmigo para decirme que no fue planeado y que fue el destino quien las juntó, pero no le creo. Dejó a mi hijo abandonado por irse con otro hombre. Sofía me lo dijo. Me contó que la vio con otro hombre. Bueno nos hablamos otro día. – dijo Raúl, colgó el teléfono y se metió a la casa. Tania salió corriendo para que no la vieran.
Al día siguiente Isabela se toparía con un fantasma del pasado que complicará las cosas aún más. Saliendo del banco después de cobrar su cheque mensual fue que lo vio.
-¿le podemos ofrecer alguna tarjeta? - le preguntó un asesor.
-gracias pero ya tengo la mía – dice Isabela al salir del banco.
-¿Isabela?
-¿Álvaro? – dice ella al ver a su expareja.
-Isabela esta bellísima. – Álvaro admira la belleza de Isabela.
-gracias. Tenía mucho tiempo que no te veía. – dijo Isabela.
-si. Lo sé. ¿Tienes tiempo? – pregunta Álvaro.
-si. – no se pudo resistir a los encantos de aquel hombre maduro.
-espérame. Voy a cambiar un cheque.
-ok. Yo aquí espero – dijo Isabela algo nerviosa.
Afuera del banco no era un buen lugar para platicar. Así que tomaron sus cosas y fueron a tomar un café.
-¿y qué hiciste de tu vida? – pregunta el experimentado hombre de 49 años.
-pues nada. Ya sabes, estudié la carrera magisterial. Soy maestra de primaria.
-¡¡qué bien!!
-¿y tú? – pregunta ella.
-pues sigo siendo subdirector de la secundaria. Pero ahora en las tardes soy coordinador de las escuelas de la zona.
-pues no ha cambiado mucho. – opina Isabela.
-en realidad no. Isabela, te extraño… esa última vez que nos vimos.
-si lo sé. Álvaro mi vida cambió. Lo que hicimos no estuvo bien.
-sí, pero sabes que siempre te amé. – le dice Álvaro.
-eres casi 20 años mayor que yo. Al principio despreciaste mi cariño y después terminamos teniendo sexo en el escritorio de la directora.
-sí, pero sabes que no me arrepiento. – dijo él.
Continuara…

Texto agregado el 23-03-2015, y leído por 69 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-04-10 06:00:24 Que giro toma la historia. Creo que ella no podría ser juzgada,es él (Ángel el que comete un error***** 6236013
2015-03-24 02:25:32 que bolsa, peasoe bagre!! Esto esta mas aburrido todo lo que he leido. Solo pude leer hasta donde dice el cancer de hector Mitnick
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]