La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ellocutorrojo / Especulación en el laboratorio

 Imprimir  Recomendar
  [C:554853]

Tomo tus manos con las mías, las sujeto tiernamente, ya que puedo hacerlo y lo intento como la intención adecuada para la ciencia en el ocultismo, la ciencia camuflado, la intención correcta para la situación adecuada, dagas abren los cuerpos para estudiarlos, en el laboratorio vimos especímenes como nosotros, sumergidos en un espejo, entonces y son las muy blancas la paso por un flujo de azogue líquido en una pequeña repisa contigua e inmediata a mí, a los variados exámenes de rayos encubiertos de fulgor resplandeciente y los rayos gama atizados, la variación de rayos tibios y las luces de la pequeña habitación del laboratorio escondido, en lo esterilizado en el laboratorio anteriormente estudiado por preceptos de negros, en las montañas de las hojas dobladas pisadas por seres trashumantes que caminan a los templos flotantes de magnesio habitados por sabios ermitaños enloquecidos, en las hojas verdes eternizadas, y las zonas crepusculares de la sombra más clara agujerada, en las regiones muy mojadas, azules y coloridas por el brillo de lo superficial como el raso suelo hecho con vidrio, ha especulado mayores vidas y profundidades bastante más insondables, que las anteriores, que son las que desconocía, como los misterios enigmáticos de la ciencia, entonces es y fue ella la que investigo a los dígitos en la soledad de los números y los números primarios formando cuerpos de polígonos virtuosos e triangulares, los bastante inexactos y por eso esa fue poseído por las aulas de la investigación científica, eso es muy humano, es tanto casi como un monstruo o algo parecido a ello, o igual en su suma o total de espejos especulares, y en eso se vio huida interminablemente en lo que para mí es una locura involuntaria como una pregunta más peguntada que lo que decimos, todo es muy prístino (tan orbital y puro) y se ve como algo muy extraño o muy improbable o imposible de lograr con facilidad, es como la vida misma y su dichosa imagen poética y ahora es algo muy científica, que las mamparas y vitrinas de miles y de unos cientos de bichos como esos escarabajos bronceados de un polvo de mi estrella más única, triste y desolada, de una ordinaria luz amarilla que se ha apagado antes en el cielo vacío y especulativo manto de un final en muchos brillos que sangran a los ojos de la luz manantial deslizándose con cuidado al abismo prematuro de lo verdaderamente obscuro, y en eso no es muy posible, es interminable el camino helado que sigo yo sólo en mi soledad ciega cegada por las lunas mercuriales del sistema solar, el sistema de lo invernal, de unos de mis más hermosos arcoíris y las gravitacionales esferas congeladas en la lluvia de una vida más vivida, triunfal, es más épica como la vida, es más especular que el enigma mismo del laboratorio verde, eso es una verde lluvia, que empapa a las vitaminas del frasco hecho del vidrio y recipientes templados con dulce fuego, las que no te confundan ahora, las que no te pueden confundir ahora, huido, espacio mío, o nativo, de la intravenosas que inoculan las venas rojizas de blanca agua en unas transparentes vías o cristalinas redes, además de los detergentes de la tonalidad muy azulada, y unos tubos de ensayo con olor a rosa y a mí jabón de elixir anteriormente estudiando por los científicos de las estrellas grises de pérdidas regiones estelares del universo conocido y exterior, de un perfume de viento estrecho y asolado, nocturno en mi es científico, la más críptica y la más hermosa, la ahora escrita en mis pasiones de mi acero y mi hierro, él en un experimentar, extraño, es el primero que sale bien en este maldito lugar endemoniado, en este sitio lleno de miradas de monstruos lindos (y unos humanos) y ellos que por sus miradas dicen muchos silencios, lo que es una verdad rasposa, áspera, y eran muy extraños como un cuarzo mío es de un tonalidad bien negra u oscura, pues ellos son desconocidos, y muy incrédulos, como humanos lo son seres de fuego Luna y de un lindo y esperanzado, es mío, el nativo, es mío, un tal y conocido como lo que es, mí hielo hecho de Sol.

Texto agregado el 17-04-2015, y leído por 184 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-04-17 20:36:51 Te afloran tantos sentimientos a un tiempo, que escribes con mucha prisa y no te detienes en dar a cada frase su sentido con los correspondientes signos de puntuación. No obstante, me gusta mucho tu intensidad a la hora de escribír y apuesto por tí. Un abrazo intravenoso. delaida
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]