La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO

 Imprimir  Recomendar
  [C:556058]

Cuando el turista se detiene en el atrio de la iglesia de san Francisco en Lima, se siente invitado a traspasar el locutorio del convento y dando las buenas tardes al padre prior, puede gozar de la calma luminosamente feliz que se disfruta detrás de las cancelas, nadie que venga a esta ciudad de los reyes, de la garua y los balcones calados puede acercarse al atrio, sin sentirse tentado a entrar porque cometería un pecado mortal contra el buen gusto.

Cuentan que en la proximidad del convento franciscano se hallaba la casa que fue del terrible don Nicolás de Piérola, el caudillo popular que tanto quehacer dio a sus enemigos, quien según dicen las viejitas de antaño “si se escapaba fácilmente de las manos de sus perseguidores era porque de la casa se iba al convento por pasadizos que solo él conocía”.

Hay en el patio de la iglesia algunos árboles quietos en los que cae el polvo del crepúsculo que los llena de dormida humildad, que dan ganas de traer un plumero de esos con que la criada sacude los muebles, para poder quitar el polvo de los árboles de este convento y dejar únicamente el crepúsculo, en torno de las galerías hay azulejos, los ojos se enardecen viendo aquel juego de colores misteriosos en que parece reflejarse la espléndida melancolía de los ceramistas anónimos, estos azulejos lindos con la intensidad de una copla que parecen decir “vean como hace pucheros el barro de por acá” nos sentimos impregnados de todas las fragancias de la añoranza y las pupilas con el cristal tranquilo para ver el techo y la pared, allí en donde la madera y el barro han puesto a cantar su divinidad inerte, su dolor que nada consuela “lo frágil defendiéndose de la pátina y la telaraña” enriqueciéndose en matices que solo el tiempo tenaz orfebre, sabe decorar las cosas que fueron tiernas, pero que tienen un corazón que no gime.

Por eso puede fácilmente explicarse el poema que alguien se permitió dejar:

La tarde muere en el espejo
Y se adormece en la madera
Y en la pared está el consejo
Que todavía desespera

Y en todo está la primavera
Que me enseña en el azulejo
Una fábula en que quisiera
El perro alcanzar al conejo

En tus muros la enredadera
De la añoranza te la dejo
Y en tu candil pongo esta luz

Que si pasa de mano en mano
La enciende Francisco Solano
Y la apaga Felipe de Jesús.

En una de las escenas de un cuadro vi a san Felipe, al resplandor de las estrellas que llamaba a maitines, a los lados ya no estaba por allí la higuera del ingenuo episodio ni la negra criada que canturreaba su canción mientras batía el chocolate soconusco, pero el azulejo proclamaba su martirologio en el lejano país de Cipango, dándole gloria perdurable a su tierra de primicia y de olor, cuentan que cuando reverdece la higuera no tarda en asomarse el santo, avanzando se me volvió a presentar en la penumbra, se hallaba rodeado de compañeros de la cruenta amargura, este lienzo pudo haber venido hasta nuestro puerto del Callao en un galeón de Filipinas, dirigido por un capitán fantástico que ignoraba como murió Francisco Javier, el candil pasaba de mano en mano estaba vez para no apagarse nunca.

Ya la noche purificaba su azul intimo cuando abandonamos el convento, salió el padre prior a despedirnos y dejaba escapar el órgano en el aire de la nave uno de esos llantos que inundan el alma, poco a poco me parecía que la noche limeña avanzaba pidiendo albricias desde la copa de los jacarandas, como la negra fiel del episodio hagiográfico nos iba siguiendo por el camino de naufragas melodías en que resbalaba su tenue esencia de azahares.





Texto agregado el 15-05-2015, y leído por 67 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-05-15 23:30:10 Con tu detallada descripción,aunque me hice una idea de la iglesia,quisiera conocerla.UN ABRAZO. GAFER
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]