La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / sheisan / ... de paso

 Imprimir  Recomendar
  [C:559672]

Evocar un recuerdo, rodearme de él y construir mi nueva realidad, contigo... sin ti.


Primavera de 1998.


¿Volver a criar yo? - pero si no es el momento. Ya tengo dos hijos que están estudiando y mi trabajo.. ¡Por Dios! Este embarazo lo cambia todo.

***

Acomodarme a la idea de ser nuevamente madre me tomó un par de semanas, y es que la noticia de un nuevo bebé desarmaba todos nuestros planes del cambio de casa, mi carrera profesional y el tiempo que teníamos para cada uno de nosotros. En fin, modificaciones del trajín diario, del ir y venir al que estábamos acostumbrados. No obstante, la alegría de recibirle se fue instalando en nuestros corazones.

Las primeras semanas fueron un transitar por el más amplio abanico de emociones y vivencias. Sentirme creadora de una nueva vida, sumado a la dulce incertidumbre: ¿Será un él o una ella?

Al primer control fui acompañada de mi marido, parecíamos chiquillos que se enfrentan por primera vez a la aventura de ser padres. Sin embargo, al segundo control, el resultado fue un golpe profundo y aterrador: El bebé viene con problemas, tiene espina bífida. Recién tras el nacimiento se podrá determinar si se trata de meningocele o mielomeningocele. (siendo la segunda la más grave) - Dictaminó el doctor.

No hay palabras que describan la devastación en la que se ve sumergida una familia, tras un diagnóstico que más que diagnóstico es una sentencia.

Los meses se sucedieron lentos, dolorosos. Es posible que ella muera al nacer, ¿Ella? ¡Sí. Ella!¡Es una niña!… Mi niña.. mi niña valiente… ¿Por qué tú, mi angelito inocente?

Tuve luchas, luchas espirituales inmensas, pero eso queda entre Dios y yo.

***

El temido momento del parto llegó. La atmósfera era electrizante. De pronto, aquello que aparentemente era dolor absoluto, se transformó en algo increíblemente bello. Sin duda no se trataba de alguien totalmente humano, sino de un ser místico que había llegado a la tierra para darnos, a mi familia y a mí, la más fuerte de las lecciones; luchar, luchar por cada bocanada de vida.

Mi niña sobrevivió al parto y tras la luz y alegría de sus ojos era posible leer el dolor que le significaba cada respiro. Su sonrisa ocultaba un sufrimiento físico constante. Vivió hospitalizada. Siete operaciones de hasta ocho horas de duración no le salvaron de su destino, pero al menos le dieron la mejor calidad de vida posible.

Al despedirse, su mirada respondió todas mis interrogantes. Con ella simplemente me dijo: Yo volveré.



A Stephany 1999-2002.




M.D

Texto agregado el 31-08-2015, y leído por 271 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
2018-11-08 14:00:53 conmovedora historia, casi te puedo decir que que a mi también me tocó pasar las de Caín con mi Crlitos, pero vive gracias a Dios yosoyasi
2018-09-12 18:07:20 He quedado inmóvil;pero no así las lágrimas que corren por mis mejillas... Un dolor en el alma. Entiendo... lo siento,porque lo vivo... Tengo que decirte que vuelvo a vivirlo. Te abrazo fuerte sheis***** Victoria 6236013
2015-09-07 22:00:20 Profunda y conmovedora historia que, de ser real, habla de tu gran valentía para afrontar lo que a diario, la vida nos suele deparar. Un gran abrazo. Clorinda
2015-09-05 06:44:19 Y crece mi amiración hacia las madres como tu: eres única! za-lac-fay33
2015-09-01 17:03:32 Me duele tanto, que me obligo a leerla como ficción y a creer que le sucede a un personaje. Mi lágrima me dice que no lo consigo. Un cariño te dejo. Carloscaro
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]