La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / LOS PUNTOS VITALES

 Imprimir  Recomendar
  [C:559865]

Levantó los brazos y se dijo así mismo que era muy feliz… Sentado frente a la soledad de su destino, se puso de pie y salió a la calle… Era de noche… Todo silencio… Recordó Paris… Sus calles y la cálida soledad que vivió… La noche y sus gérmenes estaban contentas… La Luna brillaba como pocas veces y sintió que algo hermoso le estaba ocurriendo. Temió que este sentimiento se desvaneciera. Pero aun duraba y decidió seguir caminando hasta que llegara el día siguiente. Las sombras parecían ser hermanas y las luces de los postes brillaban de lujuria… No tenía deseos. Tan solo ganas de compartir su felicidad interior. Llegó a un parque y vio un perro solitario, tirado en un rincón… Se acercó y notó que era un perro muy viejo. Está muriendo, sintió… Cómo es la muerte, se preguntó. El perro le miró a los ojos y sus ojos se tocaron. Entendió que la muerte era el paso que faltaba dar. Aquel que nos revela que nada es como parece… Y que si uno es feliz ha realizado su destino. Puede partir. Partir como cualquier perro hacia un lugar donde lo absoluto no existe.
Miró el cielo y notó que habían pasado horas y horas… Levantó los brazos una vez más y agradeció a la vida, a la existencia, al creador de toda esta magia… Cogió su abrigo y arropó al perro agonizante. Este pareció moverse de gratitud y cerró los ojos para no volverlos abrir más… Vio como un punto de luz salía de los ojos del animal… El punto se puso frente a él y le invitó a ir con él… El hombre sonrió y asintió. El punto se abrió frente a su vida y pudo pasar al otro lado de todas las cosas… Era como un hueco de luz en medio de tanta oscuridad… Al otro lado estaba algo que siempre recordaba y parecía ser su hogar de siempre…
A la mañana siguiente, un grupo de personas vieron a este hombre tirado al lado de un perro… El hombre sonreía. El perro no, tan solo le acompañaba… El grupo de personas no sabían si estaban vivos o no. Lo tocaron y el hombre despertó. El perro siguió el sueño eterno…
Se paró y dio las gracias a cada una de las personas que estaban a su lado. Caminó y trató de recordar algo de cuanto vivió, pero no pudo hacerlo. Tan solo tenía la sonrisa en el alma y el brillo de la luz de los ojos del perro en su alma… Y estaba tan feliz…

Texto agregado el 07-09-2015, y leído por 71 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2015-09-07 07:56:25 Es interesante que otorgues alma a los animales. Durante mucho tiempo se les ha negado. Incluso inteligencia. Ahora parece ser que no somos tan diferentes del resto de seres vivos. Nos mueven las mismas pasiones. LorenzoGarrido
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]