La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ellocutorrojo / Poesía Vampírica

 Imprimir  Recomendar
  [C:561262]

Entenebrece y oscurece al relámpago sin su nombre de individuo, su absoluta indentidad y libre y adiestrado por el que lo mueve en el celaje indefinido de la forma astral, la enmienda elevada, un relámpago sin el cuerpo para decir de su cuerpo lo dicho por mí oficialmente en mi voz, que es la voz de la tristeza, el que se lo cuenta a un niño y a la vida a su manera única de verdad inútil, gótica, pues yo poseo a la entelequia de los hielos, masculinos y femeninos, es una forma del grito en su blindaje imperial de los llantos y gemidos sin alma para amar de la lluvia del follaje por autistas banderas y banderas tristes, perspicaces, opresivas, de combate hacia el cielo enarboladas por piedad al último de los hijos nacidos en algún espejo posible de mi alma cansada, penosa, augusta, derivada, y nada es como el baile del barco delirante, barco ebrio, aun adormecido, por las velas llevadas, acareadas y una flecha disparada a la punta abierta del planeta iluminado, los escudos pétreos de la roca pulida y a las alabardas enlutadas de velos abrigadores, a la galaxia, toda reducida a los fulgores y a los alfas y omegas, luceros, saberes del poder intocable de los hijos
relámpago violeta de los hijos que a la sangre se han ido esclavizados como el ganado sigue la ruta del pastizal en su sendero furtivo de las letras silentes y vocales bañadas de una oración, de un perfume selecto, efluvios de prados sin orillas, perfume de la fabrica otoñal de esencias insepulcras (respirado en lo campestre del sendero acústico, de esos montes musicales, proporcionados de la belleza absoluta de la efigie construida por los esclavos lacayos del castillo envejecido), con las hijas con el sueño en las manos que se hacen proféticas ante mis ojos, en la señal de la cruz de ébano donde lucio un cristo huesudo, sepultada en cámaras profusas de los abastos conductos de agua de la sangre mas humilde, también conservados para el futuro de la casa espaciosa de un sólo cuarto central, habitación, dosel, es en un invierno de molinos, cuyas figuras fueron vislumbradas por videntes vampiros y cegados planetas de asfalto y piedra de fuego intocable como el sol se inmuta a unos centímetros del helecho en mi cuerpo blanquinoso de hielo
las centellas instantáneas, como cuervos ilimitados fúlgidos de velos donde cuelgan los ocres diluvios sin claros, en su búsqueda de aire fresco del más claro en su pureza introvertida de hielo
estelas multicolores, se propagaron, como magníficos milagros e los heresiarcas e hidalgos centinelas, las prosaicos boas de color rubí y amatista lengua
en hileras de hijos, no callan nunca ilusionados por la carne cruda del ciervo desollado, sin su piel de ciervo y colgado en las poleas gangrenadas del castillo, sin decir que esta embrujado, de una basta edad, como a las joyas paren gemas inventadas por los ingenieros, para las reinas y fueron obsequiadas como un solo objeto, que lo sirvan en la mesa del castillo, dijeron, repleto de la peste y la maldad dejadas ahí para madurar como los embrujos al tiempo escuchan obligados por la experiencia del alma que más implícita que la suma total de los saberes en mi cuerpo lóbrego, en parte refinado, en un chispeo de sangre más que sangre, es una sangre sedienta de mi sangre fría de joya
atronador relámpago
exánime, desbocado
el romántico celaje
gótica secuencia del reloj terminado, por las pequeñas manos de una dama del vampiro o de una condesa vampiresa, de labios rotos y suaves lacerantes heridas feas
las ancoras crueles, se solidifican en la muñeca apretada del rey inmortal de los infernales estribos observados por los cuervos y los amos fantasmas
indescifrado en la catedral trizada en fierros
las llamas lindas que difunden las velas o los sirios
las algas del patíbulo mítico y putrefacto de esencia que es insepulta como todo un cadáver de plantas rojizas bordeando la sangre de la hierba, en las ebrias especies fueron dormidas por la espuma del sexo burbujeante en las ruinas asoladas, e las insolados pináculos del baile convulso, nocturno a la media noche, bailando en la cima del capitel hermoseado con molduras labradas, con círculos de tracerías fundadas
en el teatro en forma de coliseo que perdura enceguecido
donde combaten las notas y corcheas inflamadas, abotagadas, ateridas
la epístola enterada afuera del siglo
soberana de los vampiros y entes dormidos
la novia de la noche es linda como el alba en mi recuerdo
la vela me embarra de fuego y llama revelada, es mi sombra es la lechosa iglesia que permanece abierta, incluso o aun para el risco, que perteneció a un pueblo poblado de voces inquietantes, de críos de caballo exento de bellos sombríos, de crines de rosarios rojizos los he oído
lo sucumbe de cera a la carta de creencia, jurando abjurada en los libros hechos con portadas rojas, como las guindas sangrientas de los labios
mi sangre es el sabor de la lápida gravada
gravada con mi nombre, que fue clavado en venideras tierras ventiscas, las ventiscas del ozono
infinitas mangas usurpadas
son mangas, las infinitas mangas de succión de sangre
dimensiones de puertas apartadas de otras puertas herrumbres, encerradas sin los límites de la cerradura
labios besan la piedra deshumedecida
anclada la anclada, anclada dilación
ánforas de sanguinarios ritos
dardos y agujas de somnolencia disparados al vampiro
el que cava y entierra a los vampiros en la perla obscena
en lo lineal de la perla incrustada y clavada
en el horno de gemas
con el ruido, con el néctar del grito
del lacayo o del mago o del vampiro
aún en mi mente, recuerdo.

Texto agregado el 15-10-2015, y leído por 115 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2015-10-16 05:10:29 Un excelente uso del lenguaje, dibujas imágenes que hacen la delicia del lector. me gustó. Saludos desde Iquique Chile Koke_Vejete_2001_2016
2015-10-16 02:19:26 me llene de frases muy enlutadas jaja...senti extraño leerte y hasta empezo un frio enajenando mi cuerpo..mis sienes...me transporte a un mundo enigmatico ..indecible...pero termine el relato...encendi mi lampara y los ojos de mi gato...subieron y bajaron mi espectro.... cien palomitas vampirezas te has ganado.. isita_paloma
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]