La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / MARTIN LUTERO

 Imprimir  Recomendar
  [C:561699]

El 10 de noviembre de 1483 nace Martín Lutero en la ciudad de Eisleben(Sajonia) y fueron sus padres modestos mineros, los que al morir dejan al pequeño Lutero huérfano, es adoptado por Úrsula Cotta quien vela por su instrucción, en 1496 Lutero ingresa a la orden de los Eremitas Agustinos, donde demuestra excelentes cualidades, gran espíritu religioso y clara inteligencia, muy pronto domina el griego y el latín, en 1507 recibe las ordenes sacerdotales y siente ingrata la vida conventual, por esa causa la abandona en 1509, aconsejado por su prior quien lo recomienda al elector Federico “el sabio” duque de Sajonia, a la sazón el príncipe más poderoso de Alemania que en el intervalo del Rey Maximiliano y Carlos V actuaba como vicario del sacro imperio Romano, quien nombra a Lutero profesor de la catedra de filosofía en la universidad de Wittenberg que había fundado.

En 1512 Lutero mientras desempeñaba su catedra estudiaba en la misma universidad y se doctora en teología, en 1517 el Papa León X emite una bula concediendo indulgencias a los que otorgasen limosnas para la continuación de las obras de la nueva basílica de san Pedro en Roma, pero los que predicaban sobre este tema exageraron los bienes del cielo de adquirirlo por medio de estas dadivas, es contra estas predicas que se alza la voz poderosa de Lutero, el manifiesta que las indulgencias no fueron creadas por Jesucristo sino por la iglesia, por lo tanto no solo son indignas , sino además sacrílegas, el cielo no se obtiene por limosnas, pero si llevando una vida regulada y que la fe es independiente de las buenas obras y de la sincera religiosidad, e inicia lo que el vulgo llamo “la reforma” que dio paso al cisma religioso y que se despedazara la unidad católica, se engendrase nuevas doctrinas e incomprensiones nacionales, que dieron libertad a los imperios autócratas y a la desintegración social y política, que sumió a Europa en calamidades, desordenes y guerras, Lutero que predicaba contra el método de arbitrarse fondos otorgando indulgencias, redacta sus 95 tesis y clava este documento con todo el ritual académico en la puerta de la iglesia de la universidad de Wittemberg, enviando al mismo tiempo una carta de protesta al cardenal Albrech de Brandemburgo, quien había otorgado permisos para las predicas conviniendo con el reparto de las limosnas de las indulgencias, en 1518 el Papa León X envía al cardenal Cayetano superior de la orden de los dominicos para que se entrevistara con Lutero realizándose este acto en el palacio de los Fúcares de Augsburgo, donde ante el cardenal Cayetano expone sus argumentos sobre las indulgencias; el cardenal lo escuchaba usando ese tacto sereno habitual en los diplomáticos y disimulaba su impaciencia, ante los dichos del fraile Alemán, terminando la entrevista sin posible solución, el cardenal Cayetano parte para Augsburgo muy de mañana, mientras Lutero había preparado una carta suplica al mal informado Papa León X, acude al siguiente día para entregar su carta y se entera que este ya había partido, Lutero ante este hecho usa de términos violentos en sus predicas.

En 1520 Lutero publica 3 libros que título, “la libertad y el cristianismo” “la cautividad de la iglesia de Babilonia” “el manifiesto de la nobleza de Sajonia” para reforzar sus tesis contra las limosnas e indulgencias, ante estas publicaciones el Papa León X por intermedio del prior agustino de Sajonia pide a Lutero que se retracte o se quemaran sus libros, y en caso de desobediencia lo excomulgaría y le prohibiría llevar hábitos religiosos, el 16 de junio de 1520 llega a manos de Lutero la bula de su excomunión, ante esto rechaza y niega la autoridad del Papa y de la institución del clero, en una hoguera frente a la universidad de Wittenberg con gran aparato ceremonial quema la bula de su excomunión, diciendo que el Papa no es más divino que cualquier otro príncipe, por consiguiente la iglesia no tiene autoridad sobre el poder civil, y ya es muy tarde para que las ideas puedan ser sofocadas, son demasiados los hombres que han aprendido a leerlas en publicaciones salidas de las nuevas prensas.

El cardenal juan Manuel embajador de Carlos V ante la santa sede, comunicaba en una de sus cartas “su majestad debe poner atención a un frailecillo Alemán de nombre Martin Lutero, que tiene condiciones admirables y un genio dominador, una ilustrada y dominadora palabra, una inmensa vitalidad y una obstinada pasión, de carácter violento y sin escrúpulos, es el más delicado embustero, que se atreve a decir “mi espada es mi ironía y mi escudo mi alegría, una mentira necesaria una mentira útil, es una mentira provechosa, la mentira es una virtud para servir al honor y la vida” mucho a trastornado al mundo las publicaciones que atacan a la iglesia hasta aquí han llegado algunos ejemplares escritos en excelente latín.

En el convento agustino de Erfurt Lutero sustento sus teorías filosóficas basado en la del santo patrono san Agustín de Hipona, docto en teología, sobre la justificación e interpretación que llamo excesiva egoísta y paradójica; que luego dio paso a los razonamientos, la duda a la cosa lógica, que fueron interpretadas a su manera por Calvino, Erasmo y Tomas Moro, y cuando estas ideas llegaron a las masas corrompieron el nacionalismo y la unidad religiosa, los príncipes relajaron sus derechos con un tinte pagano que prospero por la ignorancia de los que habían comprado prelaturas de la iglesia a los príncipes, sin tener conocimiento de teología.

En enero de 1521 Carlos V primer elector del sacro imperio Romano, convoca a los colegiados electorales de príncipes eclesiásticos y seglares, para debatir la reforma que insinuaba Lutero, al que también se le invita, esta dieta se reunió en la ciudad de Worms situado a orillas del rio Rhin (Austria) Lutero al ser invitado por la dieta de Worms premunido de un salvoconducto que le otorgo el duque Federico de Sajonia, viaja en un carruaje en compañía de un heraldo del sacro imperio Romano, desde Wittemberg a Worms, recibiendo en el camino manifestaciones de simpatía de los pobladores.

En abril de 1521 Carlos V que presidia la dieta de Worms, invita a Lutero para que exponga sus argumentos y agrega, si este hombre tiene algo que proponer para restaurar la disciplina y reformar la santa iglesia hay que escucharle, recordando las palabras de su abuelo el Rey Maximiliano quien le dijo “quizás algún día necesitemos de él” se inclinó por la prudencia política, por lo que no condeno ni se manifestó desleal al Papa en ese momento, pero al día siguiente se presentó como defensor de la fe católica y dijo: “un solo fraile fiándose de un solo juicio, se opone a la fe que profesamos hace más de mil años, estoy resuelto a defender esta causa sagrada en mis dominios, mis amigos, mi cuerpo, mi sangre y mi alma” apelo a la dieta para expulsar a este propagador de ideas falsas e instigador de una lucha civil y religiosa en el imperio, concediéndole tres días de gracia para que se retracte; la dieta aprobó el edicto contra la herejía el 25 de abril; Lutero abandona la ciudad de Worms sin retractarse y demostrando su desagrado, recibe congratulaciones de sus partidarios hasta llegar al castillo de Wittemberg, el Papa León X se mostró satisfecho por el edicto de Worms contra Lutero.

En diciembre de 1521 fallece el Papa León X, es sucedido por el prelado Flamenco Adriano VI, austero y excelente religioso que da principio a la reforma, procurando libertar a la iglesia de los peligros que la amenazaban, no obstante la hostilidad de los prelados que sentían aminorados sus derechos, Adriano VI acusa de hereje a Lutero y apela al consejo de la regencia de Alemania, que presidia Fernando hermano de Carlos V, para que se cumpla con el edicto de Worms y lo expulsaran del reino, cosa que no se llevó acabo porque toda Alemania ya era luterana.

El papa Adriano VI después de gobernar la iglesia solo 18 meses en que lucho por acrecentar la devoción eclesiástica, mediante la vida ejemplar del clero y así aumentar su prestigio fallece en Roma; en noviembre de 1523 es elegido Papa Clemente VII, en ese mismo año 1523 la dieta de los príncipes sin la anuencia de Carlos V , se reúne y acuerda tomar medidas enérgicas contra Lutero a quien acusan de rebelde, en ese mismo año Lutero contrae matrimonio con la ex monja Catalina Von Born en la que tuvo 6 hijos, otros hombres inspirados en la dramática acción de Lutero al quemar públicamente la bula de excomunión dictada en contra suyo, habían traducido la biblia a otros idiomas basándose más en antiguos textos griegos que en las copias de la iglesia, en Francia un maestro llamado Calvino había levantado los ánimos en contra de la iglesia, en Suecia y en Dinamarca se habían apartado de la fe santa volcándose a lo que ellos llamaban protestantismo, los herejes protestantes se habían multiplicado a tal punto que bajo la dirección de príncipes podían presentar batalla contra la iglesia católica en Suiza y en los estados Alemanes, apropiándose de los bienes de la iglesia y aboliendo la propiedad pública, desmantelaron abadías, capellanías, monasterios y hospitales, en nombre de la reforma luterana, como aprovechándose del caos continental para librarse de su reina española y casarse con una ramera cortesana que no se separó de su lado hasta llegar a Reina, Enrique de Inglaterra había decapitado a tantos eclesiásticos que sus obispos Ingleses tuvieron que ceder para salvar sus pellejos, se rebelaron contra la autoridad Papal proclamando su adhesión eclesiástica únicamente a Dios y a Enrique, el vaticano fue asaltado y saqueado por soldados españoles y el Papa Clemente VII fue prisionero 7 meses en las montañas.

En 1526 Carlos V en defensa de estas atrocidades prohíbe en sus dominios toda innovación religiosa, poniendo en práctica el edicto de Carlos V los protestantes se unen para declarar la guerra, que da motivo para que se organice la liga de Shalkalden, a insinuación de Juan de Sajonia, en 1529 la dieta de los príncipes reunida en Habsburgo anula las indulgencias, en 1530 Martin Lutero ya perseguido escribe con su amigo Molan Chatton en latín y alemán “la confesión de watemburgo” y se refugia en el castillo del elector Federico en Sajonia, donde escribe la Biblia Alemana Luterana, traducida del hebreo, griego y latín, solo comparable a la Biblia Inglesa jacobea, en ella Lutero interpreta, interpola, suprime y reconstruye su doctrina en magnifica prosa, de estilo filosófico, interpreta el catecismo, himnos, salmos, las propaga en la Pomerania, Sajonia y en todos los estados del norte de Alemania y Dinamarca, consolidando la reforma, esta Biblia fue editada en la ciudad de Eisenach que se considera la cuna de la reforma.

En 1531 Carlos V en Núremberg anuncia que el edicto de Worms no se pondrá en vigor, hasta que se reúna el concilio general y comunica a la dieta de Ratisbona, señalando el plazo de 6 meses al Papa Clemente VII para que convocase al sacro colegio del imperio, para que resuelva la contienda religiosa con lo que Carlos V calma a los luteranos, logrando la ayuda de sus ejércitos en la contienda contra los Turcos, con los cuales logra derrotar a Solimán II que ya se encontraba en las puertas de Viena; en 1534 los Reyes Christian de Dinamarca y Gustavo de Suecia se declaran luteranos, ese mismo año se reúne una asamblea de destacados teólogos cristianos y protestantes, que debatieron 3 puntos doctrinales:

El pecado original
La redención y la justificación
Los sacramentos
Otros puntos de la reforma versaron sobre el reconocimiento del poder espiritual del Papa en los asuntos de disciplina, el uso del cáliz por los seglares y el casamiento del clero.

Los luteranos que no habían tomado parte en la asamblea, fomentan la discordia política, entonces el Papa Clemente VII se reconcilia con Carlos V y es el que convoca a la dieta e invita a los príncipes luteranos, a católicos y protestantes y los obliga a aceptar los acuerdos de la asamblea, concediéndoles a luteranos y protestantes los bienes que estos se habían apropiado de la iglesia y de mantener sus privilegios, estas concesiones apaciguan a los príncipes Alemanes que prestan sus ejércitos para combatir a los Turcos, y dar ayuda y fuerza a las intrigas de Francisco I de Francia; el 13 de octubre de 1534 es elegido Papa Pablo III; en 1544 Carlos V convoca a un concilio general libre para resolver la cuestión religiosa en Alemania , en la que los príncipes luteranos obtienen nuevas concesiones, Carlos V consigue a cambio la cooperación de los ejércitos luteranos , con los que vence a Francisco I de Francia, quien firma la paz en la ciudad de Crepy.

El 13 de diciembre de 1545 el Papa Pablo III convoca al concilio de la iglesia universal en Trento, que fue en periodos discontinuos durante 25 sesiones (fue clausurado por el siguiente Papa Pio IV el 4 de diciembre de 1563 que dio origen a la contra reforma y a la época del renacimiento católico) es en febrero de 1546 que fallece Martin Lutero en su pueblo natal de Eisleben recitando oraciones latinas; en 1547 Juan de Sajonia acaudilla la rebelión de los príncipes luteranos y protestantes, a los que Carlos V vence e ingresa a Wittemberg, donde uno de su sequito lo insta para que ordene desenterrar los restos de Lutero, a lo que Carlos V responde “yo solo guerreo con los vivos” y uno de sus consejeros agrego “flaco servicio se hace a los vivos permitiendo que los muertos vuelvan, flaco servicio se hace a los muertos si se abre sus tumbas para desenterrarlas y exponerlos de nuevo a la podredumbre de la vida”; en 1555 Carlos V convoca a la dieta de Augsburgo para resolver la cuestión religiosa y en ella se acuerda:

La absoluta tolerancia de credos
La supresión de todo obstáculo para difundir doctrinas
Que los príncipes tienen derecho a imponer su religión a sus súbditos y de dar libertad a los que no deseasen acatarla.
Que todo prelado católico que adoptase el luteranismo o el protestantismo, conservara su título y dignidad, pero si obligado a renunciar a los oficios y rentas.
Que la representación ante la cámara imperial sería igual a la de los católicos.
Que las propiedades de la iglesia que se habían incautado podían conservarlas.
Estos convenios fueron firmados por Carlos V y los príncipes el 25 de septiembre de 1555 y tomo el nombre de paz de Augsburgo.


“Los miembros de la iglesia cualquiera sea su nombre son hombres, no puede medirse la casa de Dios por el criado que está a su puerta, ningún criado puede jamás compararse con su amo, se debe juzgar la casa por el que es cabeza de ella, así como se admira un edificio en si a través del arquitecto, no por los artesanos que solo ponen sus mejores empeños.”


Texto agregado el 27-10-2015, y leído por 228 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]