La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jaguilap / Niños.

 Imprimir  Recomendar
  [C:562715]

Entonces:

a) Dos niños jugando a la pelota en una cancha
b) Dos niños jugando a la pelota en el campo
c) Dos niños jugando a la pelota en un pasaje
d) Dos niños jugando a la pelota en la Alameda con Ahumada.



El balón son bolsas unidas y entramadas
que impacta profundo en sus lados/costados
ellos gritan y patean felices el efecto
y la pelota que no es pelota sino bolsas
no se achica ante el grito va y esquiva:

Autos-ruedas-transeúntes-árboles-una junta de vecinos-ciclistas-viejas amargadas-vacas- vendedores ambulantes-una planta de ruda-la niña que le gusta a uno de ellos-una pareja de carabineros con su perro-un taxi-al hotel San Francisco-al reloj digital del almacenero.

Pero no logra esquivar las lagrimógenas
ni las manifestaciones que duran
lo que una cerveza dura helada
como la conciencia del carabinero
que se forma todos los Lunes en la esquina interrumpiendo el juego
y aunque quisieran, no se atreven a lanzar la pelota
al ciclista que pasa a las 18:40
temen
que rompa la pelota o que se enrede
en las ruedas del taxi que espera puntual a la niña que sale de la galería
Santiago Centro los Viernes en la noche
que trabaja en el topless
y la deja cerca del quiosco,
cerca de la cancha del club deportivo “El Rayo”,
cerca del colegio especial que está en Olivo, del club de rayuela “La Unión” que tiene el portón perfecto para ocuparlo de arco y donde las bolsas rebotan y están a milímetros de los viejos chichas que toman su caña en calle Galvarino con Orompello Monte Cea, ocupando las matas de nalcas como otro improvisado arco, el alambre púas delimita el área de penal y ellos rematan sin importarles nada, sin importar el tráfico ni los vendedores de pasta ni los caballos pastando a lo lejos, solo se dejan llevar por el balón hasta que escuchan la voz de su madre que deja de gritar los calcetines de tres por mil y les dice:

a uno: que baje al metro, que compre almuerzo

y al otro: que se ponga a estudiar o le va a sacar la chucha.

Texto agregado el 27-11-2015, y leído por 72 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2015-11-27 04:38:17 Deleito libertad en tus escritos y me es necesario volver a leerte. marcellasant
2015-11-27 04:02:35 Un buen trabajo, me llama la atención la visión apasionante bien lograda. Saludos cordiales desde Iquique Chile. Koke_Vejete_2001_2016
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]