La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La flor marchita entre las manos

 Imprimir  Recomendar
  [C:564589]

Cuando entre las manos se palpa una flor marchita con AMOR, la flor germinará de nuevo más colorida y llena de vida.
Pictuar es un ser humano que ha deambulado solo entre muchos destinos hasta que se encontró con uno que no esperaba, pero que soñaba; se encontró con una flor marchita, pétalos de mujer con su interior devastado, marchito y por ella misma sus sentidos se frustraron. En tierras sin destino ha germinado débil sin la semilla fuerte del AMOR, entre cientos de abrazos le han poseído y le ha con sumido su valiosa esencia que le deja agónica, sin esperanza.
La flor vive entre sollozos, ella ve al jardinero del corazón diferente, al parecer todavía hay vestigios de sus sentidos, de repente a esa flor marchita le falta el aire, su corazón vacío claudicaba de sublimes latidos.
Esa flor teme a pictuar, a su sinceridad ya que se acostumbró al viento que le consentía con falsedad, a su vitalidad que en sus ojos dorados no quiere observar, la puede embrujar de verdad y más hermosa, colorida, llena de vida. Siente la armonía del jardinero pictuar, su vibración, su calor que esa flor intenta repeler, ésas frecuencias de AMOR con las frecuencias lentas de su constante temor, esa flor teme a una semilla nueva que se siembre en su corazón.
Ella como flor marchita puede germinar sin que un viento frío le toque o sus pétalos le quiera deshojar. Que iba imaginar esa flor que un beso del impredecible jardinero le sorprendería, valorando cada tramó de su tallo que le hacía avivar su interior con los rayos cálidos del corazón. La flor descubrió nuevos suspiros y por fin reto a esos ojos dorados, apasionados, siente su interior como germina de vida.
El nuevo día es lúcido, esa flor radiante quiere volver a ver al sol de pictuar que le hace germinar cada mañana ya que en las noches le duerme con sus candentes caricias, miel de vida que se posa para excitar un nuevo pensar.
Flor marchita que entre las manos del jardinero de nuevo ha germinado, color enaltecidos, enternecidos, el AMOR término con los venenos artificiales que devastaban el propio jardín de vivir.

j.c.n-25-2-2015

Texto agregado el 18-01-2016, y leído por 69 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]