La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / blue-Jazz-

 Imprimir  Recomendar
  [C:566121]

Blue-Jazz- Anti-racismo y luchas contra la segregación.

El blues nació "en un periodo de extrema miseria para el pueblo negro de los Estados Unidos: linchamientos, crisis del algodón, industrialización de la agricultura sureña, éxodo rural masivo, segregación de los guetos, trabajos forzados y derechos civiles inexistentes. Esos años 1.920/30 (del pasado siglo) han dejado en las letras del blues inicial la huella de la desesperación de un pueblo obsesionado por el hambre, el paro, la enfermedad, el blues , padre o hermano del jazz, insiste mucho sobre "el placer, el alcohol, la separación de las parejas, la soledad de los vagabundos". Mostrando a un pueblo obligado a sufrir en silencio y buscando una vía de escape del padecimiento diario en las grandes plantaciones sureñas y en los guetos de las urbes en el norte industrial. Para el negro africano, forzado a trabajar en las plantaciones estadounidenses a cambio de comida y techo, la música era fundamental: Le ayudaba a sobrellevar las angustias del régimen opresivo al mismo tiempo que le servían para reducir el aburrimiento de su rutina Y los espirituales negros y el gospel fueron su asidero religioso.
El padrino del funk, James Brown, proclamó Say it loud, I’m black and I’m proud [Dilo alto, soy negro y estoy orgulloso]. Antes, el trompetista Louis Armstrong fue detenido por negarse a ceder su asiento a una persona blanca en un autobús en la ciudad de Memphis. Muchos años en el que el más famoso club de jazz neoyorquino, el Cotton Club, contrataba a los mejores músicos negros para clientes exclusivamente blancos. Tiempos previos a la II Guerra Mundial, cuando el estilo swing movía hasta el paroxismo del deleite el cuerpo de una sociedad golpeada por la crisis de 1929. Años tenebrosos en donde, siguiendo a Martin Smith, sólo dos voces se alzaron contra la segregación racial y los linchamientos amparados por el poder político en Washington y los gobernadores de los distintos Estados y las policías locales. Una fue la gran cantante de blues y jazz Billie Holiday, que cantó la escalofriante canción Strange Fruit [Fruta extraña]. La canción fue escrita por un maestro de escuela blanco y judío llamado Abel Meeropol. Dos jóvenes negros, Thomas SIP (18 años) y Abram Smith (19 años), fueron golpeados y colgados de un árbol en Indiana, 1930. La foto la vio Meeropol y le inspiró estos versos: Los árboles del Sur
"Árboles sureños llevan una extraña fruta
Sangre en las hojas
Sangre en la raíz
Cuerpos negros balanceándose en la brisa sureña
Fruta extraña colgando de los álamos negros
Escena pastoral del galante Sur
Los ojos abultados y la boca torcida
Esencia de magnolias dulce y fresca
De repente el olor de carne quemada
Aquí hay una fruta para que los cuervos piquen
Para que la lluvia la reúna
Para que el viento la aspire
Para que el sol la descomponga
Para que el árbol la tire
Aquí está una extraña y amarga cosecha
El segundo fue Duke Ellington, concienciado militante de la causa negra y participante en actos convocados por el Partido Comunista de Estados Unidos (PCUSA) contra el fascismo y el racismo. Otros músicos blancos también se oponían a la política racista de los gobiernos estadounidenses. Benny Goodman –clarinetista blanco especializado en swing–, por ejemplo, dirigió uno de los primeros grupos musicales que integraba a negros y blancos y se negó a actuar ante públicos segregados. La presión popular se trasladó a los estudios de Hollywood para que incluyeran caras negras en sus películas. Los estudios contrataron a Duke Ellington, Count Basie –el verdadero ‘Rey del Swing’, aunque negro– y Louis Armstrong en la parte musical. Y sí, existió un Partido Comunista hasta su depuración tras la II Guerra Mundial. Aliado de los sindicatos y su lucha por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores a través del Congres of Industrial Organisations (CIO). Artistas negros de la talla de Dizzy Gillespie, Charles Mingus, Max Roach o Miles Davis simpatizaron con las causas defendidas por el PCUSA. Llegó la Guerra Fría a partir de 1948. La ley Taft-Haley purgó a los comunistas de los sindicatos. El resto corrió a cargo del Comité de Actividades Antiamericanas del senador Joe McCarthy y su fanática obsesión contra la "infiltración comunista" en el cine y en la música. El actor, deportista y cantante Paul Robeson, una persona de un talento extraordinario fue convocado en 1956 ante el Comité mcCarthiano. Ahí declaró: "Queréis cerrarle la boca a todo negrazo que se atreva a decir basta y luchar por los derechos de su gente".El Gobierno le retiró el pasaporte, su nombre pasó a la lista negra, no pudo hacer giras, su carrera se hundió y murió en la más absoluta ruina en 1976
El primer álbum de jazz que retrata en su portada al movimiento de los derechos civiles de los negros lo publica se titula We insist! Freedom Now Suite (1960) y se ve sentados a la barra de un bar para blancos a tres jóvenes negros. John Coltrane tocó en citas del Comité Estudiantil de Coordinación No Violenta y en apoyo a Luther King. Compuso el tema ‘Alabama’ en homenaje a las cuatro niñas negras asesinadas el 15 de septiembre de 1963 al explotar una docena de cartuchos de dinamita en la iglesia baptista de la ciudad de Birmighan, en Alabama. El acto fue planeado por racistas blancos en un intento de aterrorizar a los manifestantes pro-derechos civiles. En el momento en el que el jazz revolucionaba la música del siglo XX, sus músicos vivían otra revolución: la de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Coltrane no fue ajeno a esa lucha. Su talento lo puso a la vanguardia de la música de su tiempo, pero su saxofón, más allá del ritmo y belleza de sus sonidos, se convirtió también en una de las voces de la resistencia frente al racismo.

Texto agregado el 28-02-2016, y leído por 82 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2016-02-29 06:48:17 Con el pulso firme de un cirujano abres las heridas de la historia para recordarnos las atrocidades de que somos capaces los que de humanos poco tenemos. Gracias por tus excelentes letras. Un blues resuena en la esquina de la injusticia. -ZEPOL
2016-02-29 05:48:03 Mu gustó tu ensayo, muy interesante. Saludos! TuNorte
2016-02-29 02:52:15 Muy interesante. Gracias. JuliaFlorencia
2016-02-29 01:52:45 Buen ensayo. Hay cosas que no conocía. 5* grilo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]