La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La fábula mágica El poder del vientre

 Imprimir  Recomendar
  [C:566748]

Es un mundo de imposibilidad para la mayoría, para muchos todo es posible.

Yidra es una chica de 20 años, su guardián nunca alejado de su lado aún que los años han trascurrido sin ella saber que un ángel guardián siempre le ha de proteger. Ella tan joven con alma pura y un espíritu cada vez más enaltecido.
Una tarde cualquiera yidra se encontró de frente con un sujeto que le observo detenidamente, ella se percibió intimidada así que esquiva esa atrevida y transparente mirada masculina que nutre de alegría y de vital energía.
Los padres de yidra por fin la aceptaron como es; espiritual, elevada irradiando paz y armonía en el trascurrir de su vida, pero no están de acuerdo con su nuevo enamoramiento, el sujeto les parece bastante clandestino, inusual y aunque tratan ser conflictivos él y sus suspiros divinos calma cada negativo sentido.
En una noche lluviosa yidra duerme pero en sus sueños interfieren poderosas energías negativas tan densas que le afligen y termina despertando en el medio del llanto, llama a su silencioso guardián el cual no pudo escuchar el llamado.
Los padres de yidra están preocupados por las cosas sobrenaturales, pero ángel del cielo el cual es el nombre del enamorado de su hija les calma. Yidra busca un abrazo de su ángel el cual le hace avivar su guardián de los sueños, tan complaciente, cálido, amoroso.
Yidra duerme y el portal dimensional se abre a una dimensión inferior, puede ser letal para algún avanzado ser ya que la densidad les puede enfermar, seducidos por la negatividad el avance espiritual se perdería, se querrá poder, superioridad, conquista y muerte perdiendo sen en la dimensión inferior donde ya no habrá regreso, necesitarán muchas vidas para reencontrarse con su propio ser.
Yidra aferra de la mano a su guardián el cual comienza a sentirse afectado por los cúmulos de energía negativos que son succionados por su campo toroide, se siente mareado y cae de rodillas vomitando, se comienza a distorsionar su vista pero surge fortaleza con los pensamientos de yidra que ayudan a trasmutar esas energías negativas en positivas comenzando así a recobrar sus fuerzas; los labios de yidra buscan refugio en los labios de su ángel guardián, intercambiando información biológica molecular con su saliva sienten su ADN activarse.
Tanto tiempo sin un beso, sintiéndose tímido se sonroja e intenta ocultar su sangre ardiente y su cuerpo sediento del néctar de su sexualidad, yidra acaricia sus mejillas suave y con una ternura sublime, sus cuerpos se abrazan sin tiendo los latidos en uno solo, la unión tántrica impulsa una energía amorosa esplendorosa; unidos serán fuertes e invencibles, divididos la densidad los consumirá. Su sexo consciente es custodiado por el templo de la fuente celestial. Nada puede afectarles en esa dimensión lúgubre y ruidosa; no existe la diversidad y la tierra es tan árida acompañado del viento con hedor que se arremolina creado torbellinos de polvo putrefacto. Por allí hay que encaminarse los que buscan el poder mítico que nada más es guiado por la virtud de corazones puros, hay entidades ancestrales petrificadas que yacen mirando al cielo.
Yidra y ángel caminaron entre los mismos principios del planeta tierra donde hay almas atrapadas imploran el regreso a casa, hay otras almas vueltas nubarrones buscando consumir las almas inconscientes que se encuentran en los laberintos de la vida perdidas. De repente una nube oscura ataca a yidra pero es absorbida por el cuerpo material de ángel, cae desmayado, tarda en despertar y cuando abre sus ojos se percibe enojado, con dolor y desolación en su interior, yidra le ha braza para hacer le sentir su amor, pero él ya no lo siente, se desconectó, la conexión entre sus mentes extraña mente se dividió, la inconsciencia le contaminó; yidra le implora sollozando que deje escuchar la voz de su corazón, que no aísle sus latidos de lo magnánimo de la esencia, sus sentidos están distorsionados pero aún tiene un mínimo de control, quiere poseer la chica, se resiste en pensamientos dañinos hacía ella. No hay mucho tiempo y hay que apurar el paso.
Los ojos claros de ángel se oscurecieron, no pronuncia palabra alguna, ya no emana energía corporal y envejece muy rápido, siente frío y no deja de titilar pero con voluntad continúa luchando aún que ya está enfermo, resfriado no deja de toser, su vitalidad está casi aniquilada, cansado, con sed continúa batallando su subconsciente, la chica le espera una y otra vez, ángel le dice que le deje atrás, yidra no acepta eso, están unidos, siempre lo han estado y lo estarán, no permitirá que la consciencia de separación triunfe ante el divino principio sin inicio, sin fin.
Subieron a la gran montaña con dificultad, ángel siente que no puede más pero aún sin fuerzas continúa hasta que el poder de lo mítico surgió como una esfera irradiando la energía celestial que se adentró en el vientre de yidra fecundada por su guardián, esa esfera de energía; el óvulo, el poder femenino del vientre se conecta con la madre tierra y sus estaciones.
El poder dormido de la energía femenina ha despertado, fuerza natural con el vientre para que la brecha del campo energético del corazón y el vientre se unan para reconocer su poder, así expresarse.
El chakra raíz y el plexo irradian el aura de yidra para despertar en su morada; ya han pasado muchos años y sus padres están viejos y no pueden creer que la puedan volver a ver, siempre la sintieron en sus corazones en el cual aceptaron la apertura para dejar el ego que se conecta con otras necesidades. Yidra sale de su casa para ir a la de su ángel pero no hay nadie. Los hombres se han separado de la propia energía femenina fundamental para sanarse, fuerza primaria de energía femenina.
Yidra se enoja pero la fuerza contenida en el enojo se puede expresar en algo positivo, debe cuidar el poder del vientre hasta que una voz conocida dice: debes continuar adelante, la fecundación yace gestando en el poder de tu vientre, tu guardián cumplió con su deber y más de lo que se esperaba, tu volviste sana y salva de la distorsión, de las densas energías, tu ángel fue tu escudo y estancado en esa dimensión primaria continúa luchando con valor y fidelidad, está depurando pero le llevará muchas vidas volver a encontrar la consciencia y la interacción de vibraciones con el gran principio, tú puedes ayudar continuando adelante con tu gran AMOR.
Yidra extraña su guardián aún que a veces puede sentirlo muy efímero, le ayuda con valentía y grata energía para que su amor perdido supere cada adversidad ya que tienen toda la eternidad para reencontrarse.


j.c.n-25-2-2015

Texto agregado el 15-03-2016, y leído por 65 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]