La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / duendi8320 / Ser sensible

 Imprimir  Recomendar
  [C:567490]

La resiliencia es la capacidad que todas tenemos y a veces se nos olvida.
El Kintsugi es todo un arte, y ya me estoy especializando.
Hoy soy un poco más hermosa, porque tengo una cicatriz que me recuerda que existías.


Hay quien me equivoca, pensando que estoy siempre disponible. Y no. No vivo con tanto tiempo libre para dedicarlo a todo el mundo. Pero si necesitas que te saque una sonrisa, que pregunte qué tal estás, o incluso que anime tus horas bajas... saco arena del reloj del tiempo. siempre guardo un puñado en los bolsillos, por si acaso. Y no, no espero lo mismo de vuelta. Aunque sería agradable, por una vez, sentirse abrazada, y no solamente la que abraza.

Ser sensible hoy en día es una lucha, un trabajo constante... por seguir siéndolo y no dejar que el peso te canse.

Aprender a vivir con lo imperfecto, lo finito, la torpeza y el error, cuando una es perfeccionista empedernida (consigo misma) y es consciente de lo eterno. Mirarse al espejo y aprender a amar esas imperfecciones que forman la belleza que ves, y la que no. No luchar contra quien eres, aunque siempre quieras mejorar(te).

Tener que lidiar con la pena propia y la que generas, aprender a abrazar el miedo propio y el ajeno, entender que hablar no implica comunicarse, ni el silencio es siempre huida o despreocupación. Aprender la no-necesidad de disculparse por sentir y expresarlo, tampoco sentirse responsable de lo que sientan, o no, lxs demás...

Usar las palabras como abrigo, y no como escudo o espada, para hacer ver cómo te sientes y entender que no es obligada la respuesta ni la comprensión, pedir lo que se quiere sin exigencias ni necesidad. Hacer necesaria la buena comunicación, por encima de todo, sea mucha o poca, para llegar a un entendimiento mutuo. No hacer responsable a alguien de tus cargas o necesidades, entender que eres libre de pedir y la otra persona de no dar, sin que llegue a ser nada personal.

Aceptar cuándo sí y cuándo no, sin sentimiento de culpa, sin obligación ni mentira. No darle vueltas a por qué fue como fue, y no como esperaste. Aceptar que las cosas pasaron como lo hicieron, porque somos como fuimos. Sin daño. Aceptar la herida, querer la cicatriz. Tranquila, luego dejará de doler.

Aprender a gestionarse una misma es un descubrimiento diario, un trabajo precioso, único... y solitario.

Hoy no es fácil encontrar quien te haga temblar, como tampoco es sencillo, si os cruzáis, que vibréis a la misma frecuencia.

Texto agregado el 04-04-2016, y leído por 98 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2016-04-04 17:00:45 Excelente y acertada reflexión, gracias! Auunque disiento que las palabras sean solamente usadas como abrigo; a veces logran ser un boom a la mandíbula! :) JuliaFlorencia
2016-04-04 15:31:40 Pusiste en palabras la mayor parte de lo que siento. Podría fácilmente haber sido escrito por mí. Gracias!!!***** MujerDiosa
2016-04-04 15:30:10 todo un arte el Kintsugi tienes razón, mas si se aplica a uno mismo seroma
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]