La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / LA SUBASTA

 Imprimir  Recomendar
  [C:567992]

LA SUBASTA
Hay un relato que escuche de distintas fuentes sobre un remate que dio que hablar,
Los dueños de una gran Estancia cercana a Labordeboy, decidieron retornar a la Capital Federal, tenían una enorme cantidad de muebles, vajillas, cubiertos de platas, adornos, cuadros, la mayor parte la embalaron y la trasladaron en un camión para mudanzas, y una parte la dejaron para hacer un remate y destinar lo recaudado a las instituciones de bien público del pueblo.
El remate se realizó en el salón social del Club Atletico Labordeboy , el espacio más amplio del pueblo, el rematador el Sr. Palavecino y sus ayudantes tenían las piezas mas delicadas en el escenario, donde desde una mesa se efectuaba la subasta,se había juntado mucha gente del pueblo más algunas personas de ciudades cercanas interesada el colaborar y en comprar alguna antigüedad ya fueran muebles piezas de adorno, vajillas cubiertos o cuadros.
Primero se remataron los cuadros algunos de autores no muy conocidos pero muy interesantes para quienes entendían de pinturas, eran solo 6, y se quedaron con ellas la gente forastera, los muebles , y los juegos de cubiertos de plata a los que les faltaban algunas piezas los compraron los vecinos de la localidad, quedaron para lo ultimo las piezas más valiosas, un florero de cristal de Bohemia, y un jarrón procedente de Murano, pequeña isla de la laguna de Venecia, famosa por sus fábricas artesanales de vidrios y cristales. El rematador había puesto lo mejor de si para sacar el mayor beneficio posible, ya que un buen porcentaje de lo obtenido era para él. Hasta ese momento no había pujas interesantes, pero en el remate del florero la dueña de un campo pequeño, y un anticuario de Colon demostraron un gran interés conocedores del valor del mismo, al principio otros interesados hicieron algún ofrecimiento, pero viendo el cariz que tomaba la cosa desistieron , ¡Quien da mas por este valioso florero de cristal de Bhoemia! Era una obra de arte cristal con una base muy gruesa que se iba afinando hacia arriba, con incrustaciones de oro .A ver doña Celia Ud.… que conoce el valor de estas cosas, la Sra. Hacia su oferta y el martillero entusiasmado decía a la una, a las dos,…Vamos don Armando, no se quede con las ganas , y el anticuario aumentaba el valor, así varias veces hasta que la señora hizo una oferta muy importante y se quedó con él. La gente se quedó para ver la última disputa-
Solo quedaba el Jarrón .era impresionante, de forma esférica en la parte inferior, tomaba una forma cilíndrica hacia arriba para terminar en un borde amplio tipo floreado, tenía dos asas de plata, sus colores iban de un color marfil pasando a un tostado y un beige, incluso para aquellos que no conocían de cristales se veía que era valioso. Los interesados era solo tres, la Sra Celia, Armando el anticuario y se sumó a la puja un italiano nativo de Verona que nadie conocía de nombre VicnteCataldo .
Don Palavecino, que había hecho una pausa para comer algo y tomarse unos vinos estaba eufórico
¿Cuánto vale este valiosa jarrón de cristal de Murano? ¡Tiene mas de cien años de antigüedad! Una pieza única, a ver don Armando haga su oferta, …. A ver doña Celia no se pierda esta belleza, la señora mejoro la oferta, que fue superada por el italiano Cataldo, don Armando volvió a aumentar su oferta, los mismo hizo la Sra… y nuevamente el tano volvió a superarlos. Doña Celia hizo su última oferta, Armando la supero y el de nuevo el veronés ofreció más, quedaron mano a mano, ofertaba y contra ofertaba el otro , Palavecino no daba más su rostro había tomado un color morado mientras azuzaba a los contendientes, ¡quien se lo lleva? Vamos don Armando a la Una , a las dos vamos que se va el jarrón, a la una… y levanto el martillo a la dos… y a las tres vendido a don Cataldo y lo bajo violentamente, el ruido del cristal a romperse en mil pedazos dejo a todos boquiabierto, el italiano se largó a llorar, había ofrecido hasta su ultimo peso para quedarse con una parte de algo que para el representaba a su ciudad nativa , arrodillado intentaba juntar los trozos dispersos, mientras el anticuario se agarraba la cabeza …E l martillero no sabía que hacer había quedado paralizado con el arma homicida en la mano. Por un rato, el silencio fue sepulcral, luego una persona inicio un tibio aplauso que luego se convirtió en atronador.
Escuche otra versión sobre el mismo hecho, pero me quedo con esta
Agustin Secreto
Derehos reservados

Texto agregado el 20-04-2016, y leído por 75 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2016-04-20 12:17:59 conosco otras versiones pero me quedo con esta yosoyasi
2016-04-20 07:58:47 Interesante escrito. Desconozco otras versiones, pero esta está muy buena. mente_veloz
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]