La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La princesa de un cuento de hadas

 Imprimir  Recomendar
  [C:568211]

Todo puede pasar delante de unos ojos, pero nada como esa princesa del barrio que a flora el corazón.
Esa princesa, joven, del barrio con el jardín de secretos sin fin, con sus cabellos dorados que versos han inspirado al verla pasar con su guardián, un gran león de color negro que de malvados pensamientos le protegerá ¡Ho! era una ilusión: es un perro que la cola meneó.
Observándola todo se puede realizar, un gran cuento con ella se puede crear, si se descuida el observador se puede enamorar, por ello rápido recreará con imaginación para su princesa de cuentos plasmar.
Todo el entorno de un barrio común y un jardín por descubrir; todo un bosque mágico se volvió, el vestido de la princesa es blanco que las nubes tejió, sus cabellos dorados están adornados con flor de lotos, su corona es el sol y su guardián es un dragón feroz ¡HO! no contaba que tras el balón fuese un dragón juguetón.
El observador con sed se acercó a beber de un manantial y pudo su forma grotesca observar; es una vestía de un solo ojo, grande, su piel caliente, un universo de células que cuando quería a la princesa acercarse tendrá que ocultarse. Un viejo le dijo a la princesa que no fuera más allá del bosque mágico ya que algo malo le podría pasar, pero ingenua y testaruda no sobrepasó límites, cuando menos pensó todo se oscureció alrededor de la princesa ¡claro! es el bosque de la oscuridad que querría consumir su pureza para afianzar su poder contra la mujer. La princesa de allí no podía salir, aquél observador con su ojo no la vio, le hacía falta para embrujar su pupila que obsequiaban un sorbo de alegría.
El observador partió al lugar de las hadas que le podrían decir dónde su princesa de cuento pudo ir, malas noticias, es el bosque de la oscuridad, su corazón robará, habría que encontrarla antes del destello de luz artificial. Por allí se encaminó el observador sin temor, todo pudo haber sido peor, el malvado bosque también le atrapó, el miedo por todas partes se podía oír pero el AMOR sin restricciones se podía concebir, nada ni nadie le podía destruir, en la oscuridad como si nada podía observar hasta que la princesa avistó atrapada entre las raíces de un árbol seco, él le liberó y cuando ella efímero le vio se desmayó, el impactó de ver ese monstruo casi le "mato".
El AMOR de ese monstruo alumbró la oscuridad y de allí a la princesa del cuento pudo liberar, le dejó al lado de unos arbustos donde las rosas crecen sin cesar, hasta le olfateó su gran dragón que se transformó en su príncipe guardián al parecer.
Él observa escondido la princesa de un cuento de hadas para luego partir a un lejano lugar donde las letras son fuego y entre estrellas en el universo se puedan plasmar.

j.c.n-4-3-2015

Texto agregado el 27-04-2016, y leído por 85 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]