La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / las casas

 Imprimir  Recomendar
  [C:570650]

estuve caminando sin parar hasta llegar a un pueblo bastante alejado de todo... ni un auto ni perro ni canto de bichos... en fin, era de noche y no quisiera explayarme más acerca de aquel pueblo... noté que estaba sobre la parte alta, como si fuera un castillo... al llegar a la entrada, noté que las casas estaban encumbradas, como si fueran parte de un árbol lleno de casas como hojas y ramas... no había luz en ni una de ellas... tan solo el susurro de las sombras de la noche... sentí mi soledad y me pareció sentirlo reflejada en cada una de las casas... llegué a una de ellas... decidí escalarlas... pasé por sus frías y húmedas paredes... el piso era de tierra y no había pasto, tan solo tierra y piedras... llegué a una de las casas más imponente y noté que era del mismo color, gris... vi una de las ventanas y nada, ni una sola sombra ni sonido, pero sentí que estaba ocupada... y no se permitía entrar... el temor mojó mi alma... pero la luz de la esperanza por encontrar algo así como mi hogar me hizo continuar hasta llegar a la casa más grande que estaba en la parte más alta o la mismísima cumbre...
ya frente a ella, vi su puerta abierta... al fondo tan solo oscuridad, pero, como la presencia de alguien que no deseaba verme dentro... me acerqué hasta tocar la pared... era de color gris y de construcción sencilla... su puerta era de madera muy gruesa y rústica... no entré... caminé por su entorno como quien quiere ver su reacción... pero nada... seguí así hasta que noté que del cielo muchas nubes parecían observarme... las miré y ellas me miraron... sentí que sonreían... y luego las vi moverse como si nadaran por la noche que ya empezaba a clarear... me senté en el piso de tierra y empecé a pensar en cómo había llegado hasta aquí... no recordaba nada... y supe que aquel lugar era mi hogar... triste y solitario como mis propios temores... oscuro como mi conciencia... ya con el alborear me paré y me dispuse a entrar en la casa más grande... y cuando entré vi que cada rincón de aquel lugar estaba lleno de arañas y cosas totalmente podridas... sonreí y supe que debía hacer algo para cambiar mi vida...

Texto agregado el 27-07-2016, y leído por 73 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]