La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / A OTRO PERRO CON ESE HUESO

 Imprimir  Recomendar
  [C:571588]



A OTRO PERRO CON ESE HUESO

Veníamos reclamando el cierre de un basural ubicado a pocos metros de nuestras viviendas por el olor insoportable que producía, sumado a las moscas, ratas y otras alimañas que se juntaban allí sin que las autoridades municipales nos prestaran atención.
Además muchos desalmados, abandonaban a perros y gatos en el lugar , sabiendo que con la basura podrían alimentarse, los perros ; cachorros en su mayoría, se acercaban a las viviendas , los pibes se encariñaban con ellos y terminaban por ser adoptados por sus familias, eso hacía que muchas veces se produjeran peleas entre los animales, que a veces se trasladaban a sus dueños.
En una oportunidad, se trenzaron dos perros de gran tamaño, que en forma feroz se disputaban un hueso de considerables dimensiones, luego de enredarse en lucha y darse varios tarascones, uno de ellos, el ganador llevo arrastrando su hasta su casa el trofeo logrado, al rato se escuchan gritos de terror y la dueña de la vivienda semidesvanecida, señalaba lo que parecía un hueso , diciendo ,miren, miren lo que está comiendo, nuestras miradas se dirigieron hacia allí y con asco y horror vimos que se trataba de una pierna humana, cercenada a la altura de la rodilla
En eso llega su esposo, quien con mucho esfuerzo logro sacarle su comida al perro,, la envolvió en una bolsa plástica y fue a hacer la denuncia a la Policía, no se la tomaron, ya que nadie había denunciado la perdida de una pierna, fue al Hospital donde le dijeron que no habían amputado ningún miembro en esos días, por las dudas se llegó hasta el cuartel de Bomberos donde le informaron que no habían participado en rescatar heridos de accidentes desde hacía tiempo.
Desesperado, fue hasta la Municipalidad donde conto todo afirmando que los perros venían disputándose la pierna desde el basural, según atestiguaron muchos, y amenazó con hacer público a través de los medios de lo ocurrido. Lo tranquilizaron, comprometiéndose a tomar medidas para que no volvieran a suceder cosas así.
El hombre, todavía con la pierna en la bolsa, opto por hacerla desaparecer, cavo un hoyo profundo, introdujo la bolsa, le puso varios ladrillos arriba y lo tapo.
Ese baldío hoy es una Plaza y en el lugar donde se sepultó la pierna, es justamente debajo de las hamacas que suelen moverse por su cuenta
En esa misma semana comenzaron los preparativos para trasladar el basural a casi mil metros de donde estaba, aunque el objetivo de eliminarlo definitivamente se logró varios años después.
Agustín Secreto

Texto agregado el 07-09-2016, y leído por 205 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
2016-10-15 12:14:39 Muy bien narrado. La prosa “in crescendo” te lleva sin obstáculos al desenlace. También me pareció acertada la crítica social a la inacción de las instituciones argentinas. De vez en cuando paso por aquí a leer algo y me llevo una grata sorpresa, como esta vez. Te felicito, Satini. juanromero
2016-10-10 19:08:41 Interesante historia y muy bien llevada. Te felicito. peco
2016-09-23 00:47:16 Genial relato. Me gustó la forma de narrar. Felicitaciones. zumm
2016-09-20 03:02:47 Creía que había comentado éste cuento. Bueno pues me parece un excelente texto y mejor narrado. Seguiré buscando el pelo en la leche en tus textos para no parecer muy condescendiente. 5* SALUDOS! TuNorte
2016-09-16 21:41:33 Me agradó este cuento y te diré que luego de leerlo imagino la "pierna" hamacando al que se siente en la hamaca jajaja ome
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]