La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Producto terminado

 Imprimir  Recomendar
  [C:572047]

En el negocio de un mundo el humano es un producto superficial para consumir, para desvanecer su existir.
Inmerso el individuo en una sociedad basada en la apariencia el consumismo sustenta su comportamiento en el gran obelisco de compra y venta de los escuálidos sentimientos. Los individuos creen que todo lo saben y que ya no hay nada que aprender, atraídos por lo bonito se descompensan en sus valores y con la mente corrompida discriminan comparando el objeto.
Atraídos por la estupidez heredada de la cultura se renuncia a SER mejores para modificarse con una fijación en las demás cosas en un intranscendente e innecesario perfil de conducta superficial que se refleja de manera nociva, inseguros, sin claridad mental que desencadena un individuo caótico e infeliz por no poder conseguir sus cosas materiales, desarrollando dependencia afectiva con satisfacción mórbida con la necesidad imperiosa en la fijación del ego al consumismo.
El individuo repite su conducta con determinada forma en fusión de la duda de su realidad, reemplazadas por el espacio de confort dominados por el ego con la sensación de desear control sobre los demás. Estableciendo el aprendizaje en su duda asociada con respuestas confortables sin admiración ni valores, lleno de pensamientos obsesivos buscando competir, sentirse superior entre el retroceso producido por los contenidos de programas de televisión con un concepto de felicidad: poder, superficialidad y deseo de control. Hipnotizado el individuo por la atracción visual no reconoce su valor influenciado por creencias negativas de sí mismos, visualizando que lo hermoso es la belleza perdiendo la coherencia de la percepción de sus evaluaciones de sus pensamientos, comportamiento y manera de ser.
En el mundo del negocio lleno de trampas, dominando actos degenerando procesos mentales justifica sus errores al no saber amarse y empoderar un desarrollo interior, termina convenciéndose el individuo de ser un producto terminado inducido por la necesidad condicionada de la sociedad.

j.c.n-22-9-2016

Texto agregado el 23-09-2016, y leído por 43 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2016-09-24 02:05:45 De acuerdo con el condicionamiento que nos hace pensar que somos un producto terminado en el establishment. En desacuerdo con la forma de "despertar" al ser humano común. donde esta la solución Nazareo_Mellado
2016-09-23 16:10:43 Hay una inteligencia individual que nos puede salvar de la tontera colectiva. Quizá, sólo quizá de ese modo se concrete una sinapsis universal que nos permita corregir el curso de las cosas. Un abrazo sheisan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]