La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / MONAGUILLO

 Imprimir  Recomendar
  [C:572911]


MONAGUILLO
Octubre 2016

“Si quieres un hijo pillo, hacelo monaguillo” era uno de los tantos dichos de mi abuela Nieves
Recién de grande comprendí lo que quería decir.
Nunca pensé en que sería monaguillo como mi hermano, no se me había ocurrido nunca, pero a raíz de que se quebró un brazo jugando al futbol y dado el hecho de que mis padres tenían amistad con el cura y a pedido de él , me convencieron de que lo reemplazara, eran tiempos en que la misa era en latín como hacía poco que había tomado la comunión junto a dos de mis hermanos ( yo era el mayor), retenía muchos de los rezos y ceremonias al poco tiempo dominaba el oficio y me desempeñaba bastante bien., solo erre algunos campanillazos las primeras veces.
Siempre me llamaba la atención que luego de la misa, tuviera que acompañar a alguna señora o alguna monja joven, a la casa del cura que quedaba detrás de la iglesia se entraba por una puertita lateral disimulada entre unos frondosos ligustros, yo me limitaba a abrir la puerta , hacerlas pasar y dejar la llave del lado de adentro.
El cura era un tipo relativamente joven, de buen físico y muy apuesto, desde que se hizo cargo de la iglesia la cantidad de feligreses especialmente mujeres, habían aumentado considerablemente.
En una oportunidad, cuando la última misa ya había concluido y estábamos limpiando y acomodando la iglesia con la señora encargada de esa tarea, llego un cadete de la sastrería con un traje para el padre, ella me dijo que se lo alcanzara y si no estaba que lo dejara sobre su cama y que tuviera mucho cuidado en no arrugarlo.
Tome el traje con mucho cuidado y me dirigí hacia la casa, la puerta lateral estaba sin llave, la puerta del frente también, apreté el botón del timbre y al no obtener respuesta, me encamine hacia la habitación. Antes de llegar me pareció oír el chirrido de la cama de hierro y a una persona que parecía llorar o lamentarse, con cuidado me asome por la puerta entreabierta y pude ver tendido la cama el cuerpo peludo musculoso del cura, desnudo y con las piernas de la señora del doctor NN sobre sus hombros mientras ella gemía y decía Dios mío, Dios mío.
Deje el traje sobre una silla y salía presurosamente, cuando ingreso la señora me pregunta ¿ Se lo diste? En mi inocencia, propia de una criatura de pocos años le dije, no, lo deje cerca de la mesa, el padre estaba rezando con la Sra. Del doctor NN en la cama y no quise interrumpir. Esa fue mi última misa antes de ser despedido.
Agustín Secreto
Derechos Reservados

Texto agregado el 20-10-2016, y leído por 69 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2016-11-10 00:58:43 Pasa. Un escrito que puede ser ficción, pero estos hechos son mas frecuentes de lo que creen. Dios los perdone. El_Quinto_jinete
2016-10-20 15:14:48 A este monaguillo y al cura me los llevo al Infierno, Seguro!! Y a la vieja también... DonSata
2016-10-20 06:54:32 ¿Y no te fuiste a confesar por mentirosillo, monaguillo? -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]