La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / atolonypico / El silencio inquietante, segunda parte.

 Imprimir  Recomendar
  [C:573128]

Es inevitable que quien se ha sentido acompañado por ruidos domésticos( como se ha explicado en la primera parte de esta historia) que de repente cesan, sienta cierta sensación de vacío a su alrededor. El horror vacui- que decía Aristóteles- se estaba empezando a enseñorear de la vivienda, hasta tal punto que la opción era enchufar nuevamente los aparatos o lanzarme a la calle a buscar ruidos. No me parecía de recibo volver a las andadas tecnológicas, ni tampoco salir a la calle como un desesperado a buscar conversación. La televisión se vislumbraba- allí aparcada en su rincón- como chupete de ansiedades inconfesadas de miedo a los demás.
Y estaba a punto de arrojarme a los influjos de la nueva héjira que representa la televisión, cuando recordé que en algún estante olvidado y escondido tenía un reloj despertador. De los de cuerda. De los que marcan con su diapasón sonoro el paso del tiempo. En adelante mis pensamientos no vagarían solos por la estancia perdiéndose irremisiblemente al no tener a nadie con quien comunicar.
El aparato, una vez que le di cuerda, repetía, devolviéndomelos, mis propios pensamientos. Me procuraba con su martilleo compañía e ilusión de comunicación.
Fue así cómo me libré del pernicioso influjo de la moda que se había acabado de enseñorear en televisión.

Texto agregado el 26-10-2016, y leído por 30 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]