La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Un nuevo cielo

 Imprimir  Recomendar
  [C:573539]

Se decide cambiar el cielo por un infierno de reacciones; condenándose así mismo construye su celda en un inframundo de miseria, sufrimiento sin pensamientos.

Cheldon vivía en un hermoso cielo azul de niño, luego al ir creciendo fue construyendo su propio infierno de fallos, de lamentos con ira, venganza, codicia. Entre la desesperanza y frivolidad, distraído entre el constante pánico se centra en el dolor y el miedo.
Triste y sin fuerzas victimizándose a cada instante siente nada más lo malo, incapaz de sentir lo mejor siente lástima por sí mismo. En cada evento de su vida se compromete parcial mente, luego se sorprende cuando no resulta lo planeado, está distanciado en su infierno por la temporalidad sin definición consciente en el nuevo cielo del presente.
Las cadenas del infierno son el adoctrinamiento socio cultural para aceptar la visión limitada de la existencia y la capacidad humana. Cheldon con una banda invisible en sus ojos rechaza cualquier cosa fuera de la conformidad para que luego el cerebro permita los paradigmas limitados; el mundo físico de la materia crea imágenes proyectadas e interpretadas sensorial mente y pasa a través de los ojos transfiriendo luego al cerebro mediante el nervio óptico que es recibido y estimulado por las neuronas que responden a través de una reacción bioquímica térmica natural.
El ego domina el flujo lineal en el plano físico.
Cheldon crea lo que ve, huele, oye, saborea y lo acepta; su cerebro no diferencia los sucesos reales o imaginados, inactivo vive en un letargo y desvía cualquier pensamiento que encaje con los pensamientos restringidos y dogmáticos, está muerto en vida con mente estrecha que no deja acceder y expandir el cerebro que toma ideas y las desvía del propio sendero interior constante mente.
Cheldon no quiere ser el errante de su infierno, desea resistirse a ser un alma en pena y condenada, quiere volar a un nuevo cielo con la consecución de un propósito. Auto explorándose acepta la idea de ir más allá de los parámetros aceptados entre los límites de su infierno. actualizando viejas formas de pensamientos se desencanta de la vida mundana de ese infierno que se desmorona con sus viejos conceptos.
Cheldon entretejiendo senderos con filamentos de luz abre su centro del corazón con empeño en un proceso creativo de apertura para encontrar las cualidades de la expresión. Con una visión interna coordina la fuerza y poder con sus pensamientos de un nuevo cielo crea sus propias condiciones y circunstancias, siendo parte integral de la naturaleza física, química y energía pura la naturaleza llena de vida se refleja en él que desarrolla la capacidad del pensamiento para permitirse construir una trayectoria de claridad en el camino de la vida. La disciplina mental vuelve susceptible a los cambios para dejar de reaccionar.
Cheldon con un proyecto de vida entre pensamientos que alcanzan el umbral y recuperan la propia verdad, aquietando la mente para pensar y crear interpretando el propio universo entre sublimes sentimientos; las acciones definidas activan y estimulan la bioquímica en el cerebro, cada pensamiento produce enzimas bioquímicas que fusionan con la programación física y no física. La mente constructora activa el poder de la voluntad para aumentar la frecuencia con la condición y calidad del pensamiento en su cerebro receptor y emisor.
Percibiendo cada día Cheldon descubre la oportunidad de ese nuevo cielo para actuar, sentir, hacer y decidir entre la mecánica de la vida y el arte para que germine en el interior la dinámica que atrae el magnetismo a otros pensamientos similares para alterar su frecuencia baja a una rápida y alta. Optimizando el proceso a úrico las corrientes de energía vital se desatan en ideas nuevas y expansivas de la mente divina; activando las porciones del cerebro reconoce lo absoluto para dar pasos en la creación del momento.
Cheldon en una acción y aprendizaje de enseñanzas obtiene la voluntad de abrirse al propio SER para volar.
En ese nuevo cielo nunca es tarde cambiar, nada más hay que decidir y el nuevo cielo descubrir.

j.c.n-10-11-2016

Texto agregado el 11-11-2016, y leído por 132 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]