La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Clorinda / DE PELOS Y PELUCAS

 Imprimir  Recomendar
  [C:573689]

De pelos y pelucas

Nuestra familia celebraba un encuentro y debíamos concurrir vestidos con disfraz.
En casa ya teníamos todo preparado y cada uno disfrutaba mostrando su atuendo.
Ana, la menor, de cuatro años estaba encantada con su vestimenta de gitana con pollera larga a lunares, peluca trenzada y un chal con flecos de colores; Esteban, el del medio, de siete, ya se estaba probando su disfraz de diablo, consistente en una túnica negra con lazo, careta y una capa roja que le cubría la cabeza, donde sobresalían unos cuernos de material fosforescente.
Los otros dos, Víctor y Rolando, que son mellizos, de ocho años, irían disfrazados de Batman y Robin, con peluca, antifaz, capa y demás accesorios.
A esa edad, los mellizos eran muy desparejos en altura, (igual que ahora que ya son grandes), de modo que Rolando, uno de los mellizos era de igual altura y tamaño que Esteban, que era un año menor (todo el mundo se confundía sobre la identidad de cada uno).
Esa tarde se aparecieron los cuatro vestidos con sus respectivos trajes, y sin hablar se plantaron delante mío, mostrándome un cartel que decía: "Mamá, tenés que adivinar quiénes somos".
Me dio un poco de risa porque yo misma les había comprado los disfraces, pero me hice la que pensaba.
Víctor, el más alto de los mellizos me explicó: -Tenés que adivinar cuál es Roly y cuál es Esteban.
-¿Ah sí? ¡Qué gracioso! ¡Como si no los conociera!
Pensé un poco y deduje: -Me quieren hacer caer en la trampa cambiándose el disfraz...
Cuando iba a arriesgar el nombre contrario al que correspondía al disfraz me puse a observar las zapatillas de ambos... ¡Jajajá! ¡Esta jugada no la habían pensado! Entonces deduje: -se cambiaron el disfraz pero se olvidaron de cambiarse las zapatillas, signo inequívoco que el ahora disfrazado de diablo era el que le correspondía ser Robin, y el aspirante a diablo ahora era Robin. Otra explicación no hallé de las sonrisitas que se adivinaban detrás de los atuendos, así que arriesgué mi primera movida:
-¡El diablo es Roly y Esteban ahora es Robin!
-¡Perdiste! -dijeron descubriéndose.
Se habían anticipado a mi movida y optaron por cambiarse las zapatillas y no el disfraz.

(Cuento presentado en el Taller: "Escriba un cuento con el título propuesto")
Título propuesto por: rhcastro

Texto agregado el 16-11-2016, y leído por 274 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
2016-11-20 03:21:17 Que maravilla!!! Los niños son tan hábiles que pueden ser mas rápidos que una misma. Me encantó amiga,de verdad disfruté tus letras***** Besos Victoria 6236013
2016-11-18 10:56:21 Tierno y dulce relato. Los niños ; son niños pero no tontos o faltos de inteligencia como creemos los adultos. Yo ya lo aprendí. Esos Marthalicia
2016-11-18 05:15:44 Un bello trabajo bien narrado, y una historia que cautiva por la ternira que desprendes de tu pluma, bien. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
2016-11-17 22:13:42 jajaja nunca mejor aplicado, dulce o travesura!! sheisan
2016-11-16 23:34:56 «La agarraron asando batata» dice un dicho en mi país sobre lo que ha pasado aquí. Muy interesante. Saludos. NINI
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]