La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El mendigo

 Imprimir  Recomendar
  [C:574021]

Tiene tanto dinero, otros tienen poco, muchos más lo mínimo pero al fin todos son mendigos con una gran pobreza para su vida realizar.

Los días y las noches son repeticiones mecánicas de una impronta universal. En la impermanante realidad el mendigo no ejecuta ninguna acción positiva en medio de su abandono, de su fracaso, letárgico no sabe, no quiere descubrir cómo ser feliz, no acepta el momento presente, enfrascado en sus mentiras prefabricadas y juicios mentales renuncia a ser natural y se resiste a lo que real mente es.
Las cosas van de mal en peor sin importar cuánto dinero y lujo en su arca puede adentrar, mendigando miseria eligen la peor facción a causa del miedo, sin poder de responsabilidad su decisión se pudre en el basurero mental. El mendigo resignado a estar estancado fluye en el exterior en situaciones indeseables limitando la atención al momento en el instante.
El callejón y sin salida es invadido por la espesa niebla; etiquetando el ahora su gran ego percibe la necesidad de destruir los demás juzgándolos, gobernado por el miedo prolonga su pobreza para resolver las malas situaciones.
La mente del mendigo es superficial, agitada, turbulenta y su falso sentido se identifica con su yo físico, mental y emocional, con los pensamientos y el pobre mundo que los rodea, viviendo en funciones y patrones mentales, conceptos y condiciones la mente es programada por el sistema social, la cultura que no existe. El mendigo es un personaje y su flujo mental le da forma al movimiento impermanente, limitado y finito. Viviendo desde el ego cree que lo visto es real surgiendo entre ilusiones y percepciones erróneas, no es feliz, sufriendo y sin hacer nada para cambiar desea que su vida sea diferente pero lo placentero es tan seductor, los pensamientos son una total distracción.
Al final del callejón dual entre la oscuridad y luz hay siempre hay alguien al cual al mendigo le teme. El mendigo era su iluminación permanente que se oscureció por el pensamiento constante y su identificación con el. El final del callejón es paz y silencio mental para surgir con un mundo manifestado, un espacio de silencio consciente; el universo se mueve en consciencia fractal y todo evento ocurre y se manifiesta en cada dimensión como repeticiones idénticas que producen imágenes y experiencias que se corresponden unas con otras.
Ese alguien entre la oscuridad se viste de sol entre mantos de luz y el propósito amoroso embellece el corazón, con el cambio positivo el mendigo se libera al conectarse con el SER para ser libre de conceptos, ideas, pensamientos y condicionamientos. Trascendiendo la mente y el pensamiento se en camina por el callejón a la dimensión vertical sin tiempo.
De mendigo a millonario en su mundo interior cuando su falso sentido se dispersó, el corazón de la fuente atrayente las pertas de la eternidad de nuevo le abrió.

j.c.n-26-11-2016

Texto agregado el 28-11-2016, y leído por 341 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]