La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / franexpulsado / Peldaños

 Imprimir  Recomendar
  [C:574803]

I

Cansancio por donde mires
y dos golondrinas en el cielo,
esperanza cae junto al roció renaciente,
vigente, siempre presente, la vida late

ll

Contraste entre el ocaso y la aurora,
la neblina que se mece ante el sol,
llora un pequeño porque nace,
crece el hombre y también llora

lll

Un palacio se alza resplandeciente
sobre las ruinas de uno ya infestado,
enajenada sonrisa de alegría,
triste y frágil sonrisa de teatro

lV

Emigrar desde un polo al otro,
atar las penas, dejarlas libres,
relativo silencio de cada día
relativa esta existencia como Dios

V

Mil latidos y un infarto,
sangre que se hierve y se quiere congelar,
el sonido de un brindis en la euforia
acompaña a las campanas del juicio final

Vl

Amores que se cortan como un hilo
por el viento indiferente del dolor,
negación, nostalgia, aceptación,
otro ciclo que se marcha con la luna

Vll

Los abrazos que se brindad de clemencia
y tantas bocas selladas de impotencia,
vale tanto la babosa en la inmundicia
como tus ojos, tu lengua y tu alma

Vlll

El cometa que desfila por la tierra,
cada átomo y molécula, cada célula,
todos somos diferentes tan iguales
la resaca al nacimiento de una estrella

lX

Los estómagos que menguan por el hambre,
y las dietas de las barrigas del poder,
un sistema solo mudo e invidente
por el ocio de un demonio manejado

X

El amor que nos salva del tormento
obsequiándonos el tormento del amor,
perdidos en el tiempo y en la carne,
un final escrito sin las tintas del destino

Xl

Haber fracasado en todo lo planeado,
descender al rincón más vil del inframundo,
con el pecho hecho llama y la garganta un nudo,
y eternas gotas de sal que riegan los talones

Xll

Paredes abolladas por nudillos magullados
y ese grito en prosa al cielo que se eleva y ya no vuelve,
por el miedo a la vida y el miedo a la muerte,
dejo por tu amor tanta nada que tengo y me retiene

Xlll

Pasado de días amputamos,
porvenir sombrío en extinción,
rico de sueños, sonámbulos de fe,
brilla el caos insolente bajo el horizonte

XlV

Yo te doy mis manos, mi codo, mi hombro,
y tú, y tú me absorbes la médula,
cada quien elije como destruirse,
y cada quien debe saber cómo destruir

XV

En una escalera directo al Olimpo,
en una fuente sublime de aromas,
ahí, la ficción yace por siempre en el olvido,
cada minuto y cada hora que no hemos vivido

XVl

Ya otra vez se hizo de noche
y un grillo encerrado adorna el silencio,
entre tantos días, solo queda noche,
y un grillo casi muerto que ya no puede cantar

XVll

Lucidez que lleva a la locura
estaré desde hoy lejos de la cordura,
paradojas entre paradojas
la horas más oscuras otorgan luz

XVlll

El oro acumulado ha de volver a su tierra
y escupirlo será el remedio ante la deshonra,
el oro que guardas ha de agusanar las manos
y el aire que exhalas junto a cada palabra


XlX

¡Era de ciencia y valores quebrados!
aun hoy almas nobles nacen de tu caldo,
como no cuidar de los tesoritos hallados,
en la espesura de esta neblina a quienes aun brillan

XX

Soñar con un poco mas de paz,
desearla desde el fondo de la trinchera,
el exceso de calma nos despojaría de humanidad,
el hombre: subproducto del odio y el amor que logra
vencer

Texto agregado el 27-12-2016, y leído por 26 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2016-12-27 22:34:05 Excelente!!! Julia_Flora
2016-12-27 17:14:08 Se queda insignificante el nombre de esta poesía magistral. Gracias por compartirla. +5 Nazareo_Mellado
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]