La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / ¿VAMOS AL CINE?

 Imprimir  Recomendar
  [C:574934]

UNA DE PORCEL Y OLMEDO

¿Vamos al cine? Dan dos de Porcel y Olmedo. La propuesta era interesante, no por el programa en si, no eran mis actores favoritos pero el cine tenia aire acondicionado, y el calor de ese 30 de Diciembre de 1975 era agobiador, tampoco me desagradaba la idea el ver unos buenos culos y tetas que siempre abundaban en ese tipo de películas. ¿Venís vieja?- No, quiero terminar de hacer el arrollado casero para mañana -. Al viejo ni lo invitábamos, él prefería leerse una buena novela policial a encerrarse en un cine.
Justo ese día había llegado un hermano que estaba viviendo en Brasil, donde esas películas eran muy vistas, se sumaron mis dos hermanas y mi mujer.
Llegamos cuando la película recién comenzaba, nos acomodaran en los únicos lugares disponibles , a la derecha de la pantalla, a mitad de la sala.
Realmente el aire acondicionado se hacía sentir, me estire lo mas que pude y al rato quede dormido, entre sueños escuchaba las carcajadas de mi hermano,( no tenia limites cuando reía), en seguida unos chistidos llamando a silencio, por supuesto el loco ni bola. Nuevamente adormilado siento reproches airados de una pareja sentada en la fila de adelante, Negros de mierda, no saben comportarse en público, que descaro reírse de esa forma. Mi hermana menor, de poca paciencia , le contestaba, venimos a ver películas cómicas y a reinos amargada, la mina iba levantando presión cada vez más.
Cuando dijo hijos de puta mal paridos, termínenla o los hago echar mi hermano le dice al marido, hace callar a esta bruja ¡Pelotudo ! Yo hasta ese momento no había participado en la discusión, y con ánimo de calmar los ánimos, digo, no sean mal ducados, respeten a la señora que está en plena menopausia y ha perdido el sentido del humor. Nos cagamos de risa todos, menos la mina que se saco un zapato de tacos largos y terminados en una tapa de acero y se lo sacudió a mi hermano en la sabiola, mi hermana le agarro de los cabellos quedándose con una peluca en la mano y un mechon de pelos autenticos, el tipo le dio una piña a mi hermano que trataba de parar con un pañuelo , la sangre de la herida producida por el taco, yo salte a la otra fila y agarrándolo de la corbata, le metí un par de manos en la cocina al pituco y cuando dolorido se agacho, lo enderece con un gancho a la mandíbula que le hizo saltar la dentadura postiza, para ese entonces habían encendido las luces y , la gente aplaudía y se paraba en la butacas para ver el espectáculo. Mi mujer asustada, miraba apoyada en la pared lateral
La gente de seguridad nos sacaron fuera de la sala, nos acomodamos un poco las pilchas y salíamos, cuando me di cuenta que los pitucos quedaban en la sala, volví, el cine era, Social, yo pagaba religiosamente mi cuota y estaba al día así que le dijo al encargado, reconozco que no nos comportamos correctamente, pero esas personas son tan culpables como nosotros de esta situación, tienes que aplicar el mismo criterio con ellos, el tipo me dio la razón y los hizo retirar.
Mientras regresábamos caminando, veo que mi hermana tenía puestos unos antejos de marcos metálicos carísimos, le pregunto ¿Desde cuándo los usas?, ella tirándolos al suelo y pisándolos respondió, son de la tarada esa, no sé como vinieron a parar a mis manos.
Agustín Secreto

Texto agregado el 31-12-2016, y leído por 37 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2017-04-14 12:06:10 jajajajajaj!!!! Extraordinaria narración y miro el año 1975! Y me pregunto que películas miraba en esa época! martilu
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]