La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / vejete_rockero-48 / La Venezolana

 Imprimir  Recomendar
  [C:575874]

_¡Matías deja de pelear con tu hermana!_ Día sábado, disfrutando de la grata temperatura del día; de visita en casa de mi hermana. Desde el amplio patio observo las sombras caer sobre el pálido y carmesí cielo del ocaso; jornada familiar en donde compartir y regalonear con mis sobrinos se transforma en el mejor deleíte de mis vacaciones. Actividad que es practicamente un descanso de toda tediosa rutina. Disfruto al verlos discutir, jugar, reir, y divertirse. Elegí no tener niños, así que los hijos de mi hermana son "mi mundo", los amo con el alma, con mi corazón.
Sentada en el jardín enciendo un cigarrillo animandolos a jugar dejando de lado sus diferencias.
Junto a la tranquilidad del atardecer se manifiesta una paz interior que invita a un viaje a nuestro pasado, aquel tiempo en donde viviamos juntos compartiendo vida. Retazos de añoranzas que se niega al definitivo olvido. No sabía en este momento que estos recuerdos serían el preámbulo a acontecimientos que en forma inesperada cerrarían ese capítulo de mi vida para siempre.
Observando el cielo busco encontrar entre las estrellas algún signo que señale un futuro mucho mejor lejos de todo lo referente a ti.
Con nostalgia miro la luna, mi infatigable compañera de silentes secretos; inseparable amiga en este fatigoso proceso de radicales cambios. Han pasado un par de años y el dolor ya no causa el mismo daño. Felizmente la tristeza comienza a retroceder.
Matías juega a lanzarle la pelota a Leandra cuando el celular repica un par de veces antes de decidir contestarlo.
_ ¿Aló?_ Pregunto al no identificar el número entrante.
_ ¿Judith Cecilia?
_ ¡Pamela! ¿Cómo estás? ¡Ha pasado tanto tiempo!
_ ¡Hola Judith Cecilia que rico escuchar tu voz!
_ ¿Cómo has estado?_ Pregunto pues hace mucho que no tengo noticias de ella.
_ Muy bien. El otro día sali con las niñas de la clínica médica y me preguntaron mucho por ti. Y como no sabía nada, bueno decidí llamarte.
_ Lo imaginaba. Salgo muy poco desde que todo terminó con Gastón. Ahora disfruto de la familia, de mi hermana y mis sobrinos. He estado muy tranquila todo este tiempo.
_ Hablando de ese huevón. ¿No sabes lo que hizo ese conchasumadre?
_ ¿Quién?
_ ¡Gastón poh huevona! ¿No sabes lo que hizo?
_ No, no sé nada. ¿Que pasó, que hizo?
_ ¿Recuerdas la venezolana que era novia de Michell?
_ Como olvidarla, recuerdo que tuve que sacarla casi a golpes de la casa que compartíamos con Gastón. Por un problema que se produjo con un amigo.
_ Bueno, te cuento. El otro día conocí a una mujer, ella tiene la misma profesión que Gastón, y bueno, tenía que preguntarle si lo conocía.
_ ¿Y...?
_ Da la casualidad que es compañera de Gastón. Me habló muy bien de él, que era un buen hombre, un excelente profesional, la mina casi se "deshace" en elogios para ese huevón.
¡Yo estaba hecha una mierda! Me moría de ganas de contarle la verdad, de decirle la clase de persona que es ese huevón. Bueno, ella me dijo que este año lo iban a trasladar de ciudad, ¡pero resulta que ahora no se quiere ir!
_ ¿No se quiere ir? Gastón era muy desagradable cuando hablaba mal de Arica (Ciudad de Chile), rogaba por abandonar la ciudad a toda costa.
_ ¡Si poh huevona! Pero resulta que ahora no se quiere ir, desea quedarse cueste lo que cueste.
_ ¿Y por que se quiere quedar?
_ ¡Por que resulta que ahora esta enamorado!
_ ¿Y de quién esta enamorado?_ Es en esta parte de la conversación cuando trato que mi voz no se quiebre.
_ De la ex pareja de Michell. De la venezolana, ¡Y está de novio con ella!
_ ...
_ ¿Recuerdas Judith Cecilia que cuando Gastón vivía contigo, hablaba muy mal de la venezolana? ¡Si hasta la insultaba tratándola casi de prostituta! ¡Y ahora está de novio con ella el conchasumadre!
_ ...
_ ¡Y eso no es todo!
_ ...
_ ¡El muy hijo de puta se la llevó a vivir con él!
_ ¿De... verdad?... Digo... ¿De verdad se la llevó a vivir con él?
_ ¡Sí poh! ¡El conchasumadre las cagó!
_ ¿Que puedo decir?... Ya no importa... Que sea feliz_ Estoy muy confundida, sin saber que decir o sentir. Todas aquellas ilusas expectativas que alguna vez guardaron mi alma, todos esos secretos anhelos que pacientemente tenían la esperanza que quizás con el paso del tiempo, los conflictos que alguna vez tuve con Gastón podrían encontrar solución, comienzan a desvanecerse. Sé que es una absoluta locura poder llegar a pensar algo así, pero también sé que solo aquellas personas que alguna vez se han enamorado profundamente entenderan a cabalidad lo que siento en este momento.
Comprendo finalmente que después de casi tres años de esperar alguna señal, este sueño bruscamente llega a su inesperado final.
_ ¿Que sea feliz? ¡Que se vaya a la mierda el hijo de puta! Nunca me gustó ese huevón_ Pamela siempre se opuso a que me fuera a vivir con Gastón. A pesar de ello ella y su marido siempre han estado a mi lado apoyándome.
_ Tía Judith Cecilia, tenemos hambre_ Matías y Leandra me traen de regreso desde mis más profundas reflexiones. Lográn robarme una franca sonrisa al ver sus rostros.
_ Pamela voy a llevar a los niños a comer algo rico. ¿Te llamo más rato para seguir conversando?
_ Mejor ven a mi departamento, compartimos un traguito, y allí terminamos por "destrozar" a ese hijo de puta_ Ambas reimos sinceramente.
_Esta bien, te veo mas rato. Chao
_ Chao_ Responde Pamela colgando el teléfono.
Matías y Leandra toman mi mano contándome de sus juegos, acusándose mutuamente por alguna travesura, yo río con ellos.
Comienzo a entrever un desconocido futuro, un porvenir ya no tan opaco como pensé que sería. Tal vez algo más desconocido, pero a partir desde ahora mucho más claro. Será un buen comienzo.




Texto agregado el 04-02-2017, y leído por 155 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
2017-02-05 01:09:21 Al igual que Barcito, pienso que no ha de ser fácil escribir un diálogo largo. Justamente lo acabo de comentar con otro compañero. Muy bueno, Vejetito! MujerDiosa
2017-02-04 22:34:45 A una venezolana invítale un Pepito en Barquisimeto y todo estará bien con ella... jejejeje! Saludos! Raul_LSZ
2017-02-04 20:52:24 Interesante historia ***** grilo
2017-02-04 18:40:11 Diría además que esa Venezolana te marcó. Mucho amor. deojota51
2017-02-04 18:38:59 Qué diálogos x favor. Un cuento como el que contáis me hace acordar a Bioy Casares un cuentista enorme de mi Argentina natal. Diría Borges amigo. Sencillamente bueno. Yo extremadamente exquisito. Saludos desde Rosario. ***** deojota51
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]