La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / hipsipila / Historia de un caracol

 Imprimir  Recomendar
  [C:576157]

El caracol sale ufano a la vida en un día de primavera.Asoma, confiado, sus cuernos al sol y viene un niño malintencionado y...¡zas!,le pega un pisotón. El caracol, asustado, se esconde. Pero ese sol tan tentador...No puede resistirse y vuelve a asomarse, ahora con cierta cautela.
Pasa por allí un señor que, sin mala intención,lo aplasta bajo su bota.
La juventud y vitalidad del caracol hacen que no sucumba,mas, malherido, vuelve a replegarse.
El astro sigue llamándolo a cicatrizar sus heridas con sus terapéuticos rayos.
Y vuelve a salir, cada vez más maltrecho y receloso.
La dueña de la casa, a cuya puerta toma el sol nuestro diminuto animalito, se pone, madrugadora, a barrer con una aséptica buena intención.
Deposita al caracol en el recogedor, junto a cáscaras de pipas, bolsas de golosinas y palos de chupachups, y lo tira al contenedor de la basura, de donde no vuelve a salir el caracol.

Texto agregado el 15-02-2017, y leído por 101 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
2017-02-16 00:00:04 Felicito tu texto y tema. A mi siempre me agradaron los caracoles, los encuentro increíbles, hasta que tuve jardín y se convirtieron en los enemigos de todos mis verdes. Su desventaja es su porte. Pero vaya que si existen unos gigantes, los conocí hace poco en Perú y me impactaron, nada de lo que aquí relatas, le podría suceder a aquellos, creo que solo perecerían bajo las ruedas de un carro si deciden cruzar la calle. 5* jdp
2017-02-15 18:42:18 Ese es el peligro de andar con todos los bártulos encima. Pesan demasiado. ¡Pobre tu caracol! Clorinda
2017-02-15 18:07:31 Es complicado vivir arrastrando semejante carga por la vida y salir ileso. Ya tuvo mucha suerte en la primera ocasion bajo el zapato del niño. Comparto los comentarios. ***** grilo
2017-02-15 16:59:51 Como nos relatas, los caracolitos son particularmente resistentes. En cierta ocasión encontré uno que se coló al interior de mi casa... se veía reseco y tuve el instinto de ponerle agua y salió lento pero vivaz de su letargo. Son de admirar y dedicarles una tan preciosa y emocionante historia como la que nos has compartido. Felicitaciones!! sheisan
2017-02-15 16:58:16 Tu texto es una parábola densa de realidad. Miles de personas son rechazadas, vejadas, humilladas, silenciadas apenas se asoman a la existencia. Una y otra vez son recusadas como parias de la vida hasta que el desaliento o el desquite se vuelven traje permanente. Nadie dijo que la vida fuera justa, pero ¿por qué tan arbitraria? ¿Hasta cuándo? Imponderable tu texto. Regio tu talento. Insuperable tu pluma. -ZEPOL
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]