La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / martilu / Dos amigas

 Imprimir  Recomendar
  [C:579026]

Leyendo el volumen Dos amigas de Luisa Ferrante, la tetralogía que recomiendo fervorosamente, me vienen a la memoria historias de mi niñez y adolescencia.
Y estas novelas parecen estar escritas a cuatro manos, eso es lo que dice en su contratapa, o sea, no un solo autor sino varios, dejando unas semblanzas tan asombrosamente descritas que uno no para hasta devorarlos a los libros, que son cuatro como ya lo dije anteriormente.
Lenu es la que cuenta la historia de su amiga de la niñez.

Yo tengo una amiga, llamémosla Lina, que es perversa y audaz, rebelde sin causa aparente.
Si, sabemos que es rebelde, porque a cachetadas está creciendo. A sopapo limpio. Su madre Josefina, ante cualquier negativa de la chiquilla le estampa un soberbio sopapo. Y perdonen los verbos, es que todo viene a la memoria mnémica sin tiempo ni espacio
Y Lina lo primero que supo decir fue no, no quiero, no lo voy a hacer, todo lo contrario de que lo que hacía yo, que siempre obedecía.
Ahora nos hemos vueltos a encontrar a la edad madura, y Lina me dice tiernamente, no sé cómo me soportabas, Mari…
Es que Lina era malvada, pérfida, porque su madre le pegaba, a la chiquilla. Habiendo nacido a la edad de dieciséis años de su madre, y diciéndole que le había amargado la vida, haciéndolo, qué nacer... pues si, naciendo…
Mientras que yo fui el milagrito de mis padres.

Cierto día que íbamos a la escuela al pasaje Dantas, tendríamos unos siete años. A ella se le ocurrió ir a la casa de Liliana Luna, porque pintaba muy bien. Pues allá fuimos las dos muy orondas. Viendo Josefina que se acercaba la hora de que volviéramos de la escuela se comenzó a preocupar. Nosotras volvimos como a la hora y media de terminada la jornada escolar, y apareciendo en la puerta de casa, preguntó, de quien había sido la idea de no avisar y de haber ido a la casa de la compañerita.
Ni lerda ni perezosa Lina me acuso abiertamente delante de su madre, sabiendo que yo ligaría esta vez.
Pues esa fue la única cachetada que me dieron en mi vida y me sigue doliendo recordarla, con cariño, con afecto…con ternura

Texto agregado el 08-06-2017, y leído por 123 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2017-06-09 00:49:50 Hay episodios inolvidables sin duda. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]