La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Mal de ojo

 Imprimir  Recomendar
  [C:579139]

Cuando la enfermedad tóxica de la envidia visualiza entre ojo y ojo para desear con su mala energía el ahogo a quien respira sabroso ¡eso cree el ignorante de estrechez mental que se auto destruye sin cesar!

Envidiosos, criaturas inferiores embrujados por su dolor, desdicha por no poseer lo que tiene el otro, dañando su propia capacidad de gozar y de apreciar lo que tiene en sí mismo, atrapado en su pobreza mental y un sentimiento profuso de inferioridad. Embargado por el resentimiento con opiniones destructivas, división con una conducta deplorable gobernado por inútiles leyes en una sociedad inmoral, viciosa y violenta que engendra el temor.
Detestando el pensamiento que vuela en el infinito cielo el envidioso es el propio prisionero de su denso aspecto, cenizas llevadas por el viento. Odiando, poderosamente envidiando estancados en Aguas turbias y putrefactas pervertidos en sus sentidos externos.
Con el mal de ojo, supersticioso, amo de su desventura poco a poco él mismo se olvida de la luz de los días memorables que encienden la auto estima, el valor y confianza, pero el envidioso es un animal que cae en sus propias trampas creyendo destinar a los demás a la fosa común; ese lugar donde está atrapado entre el hedor y su ira que le destruye lento pero seguro.
Ahogándose en sus propios lamentos reza y peca para empatar con sus oscuras penas. Sus pensamientos se revierten y todo vuelve al origen de donde se creó.
No tiene nada positivo para compartir pero se cree merecedor de todos los regalos que otros poseen, mal diciendo, queriendo destinar la muerte en su agobiante mundo a su prójimo.
El envidioso es estorboso, es un virus que contamina a muchos pero al final de su sendero egoísta son ellos mismos que al peor momento se destinan. Queriendo ser un depredador para lastimar a los demás resulta ser nada más que su caos interior reflejado en el exterior.
No sirven para nada con su instinto animal, pero será divertido cuando sus pensamientos negativos le hayan destruido, luego aprenderá que es un maestro que enseña cómo no actuar para mantener el don de crear lo mejor.

j.c.n-13-6-2017

Texto agregado el 13-06-2017, y leído por 35 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]