La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / martilu / El bailarin de salsa

 Imprimir  Recomendar
  [C:579200]

Y mi hija mayor se enamoro del bailarín de salsa. El era morocho, sinuoso flaco.
Ella es alta, distinguida, con garbo le digo, y ella me pregunta qué es eso.
Nosotras éramos habitúes del club Vicente López, en el pueblo cercano, donde se bailaba salsa. Es un ritmo muy popular.
El bailarín enseguida la miro a Ale, no de reojo ni de perfil, de frente march.
Y le enseño a bailar.
A los dos meses estaban recorriendo lugares y se presentaban en shows artísticos, en festivales, en fiestas de cumpleaños.
Su atuendo más discreto fue un palazo rojo de lycra, y un top del mismo color. Sus hermanos la miraban de arriba abajo y le decían, y así vas a salir…

A él le faltaban algunos dientes, pero eso no impidió, que Alejandra se enamorara de la forma de su bailar, de su ritmo y su cadencia.
Paso el tiempo y fuimos a Mendoza, su lugar de nacimiento a ver a su madre. Alejandra, una amiga de ella, Valeria, el danzarín y yo.
Nos alojamos en la casa de Dolores, y Dolores al ver a Alejandra, en su estirpe, no podía creer lo que sus ojos estaban viendo.
Ahora me encuentro en la coyuntura, de contarles que él le llevaba dieciocho años de edad.

Volvimos de Guaymallen Mendoza, muy contentos con los paisajes, hasta que el bailarín desapareció por dos meses

Alejandra lloraba por teléfono, y le preguntaba el motivo de su repentina desaparición. Ya verás es una sorpresa, le decía él.
Ella estaba enamorada, y el amor es ciego mudo y sordo.

A los dos meses regreso, con regalos de Mendoza, y al hablar, nos dimos cuenta que había algo diferente en el. Su voz, sus mejillas no estaban tan hundidas. Su porte había mejorado.
Alejandra y él se sentaron en la cocina. Yo deambulaba de aquí para allá con la vajilla.
Y cuando lo vi, no salí de mi asombro, en su boca todos los dientes blancos brillaban en una hermosa sonrisa cautivadora.
Lo que sucedió después va en otro cuento.

Texto agregado el 15-06-2017, y leído por 72 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2017-06-16 14:46:29 Me encantó tu historia. El final me hizo soltar una carcajada, pero sí, es importante tener una excelente dentadura porque cuando se la tiene, se es dueño de sonrisas que hechizan. Un abrazo full, querida. SOFIAMA
2017-06-16 05:47:02 Interesante historia. De entrada Ale y el bailarín dan para seguir contando. Saludos. maparo55
2017-06-16 01:27:56 Está muy bien. A ver como sigue... ***** grilo
2017-06-16 00:49:45 Jajaja Estuvo arreglándose la boca? Para besarla mejor? Esperamos la segunda parte Daiana
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]