La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El sabio, el ignorante y la personalidad

 Imprimir  Recomendar
  [C:580814]

El morir el cuerpo físico la consciencia con información recopilada actualiza nuevos datos y reencarna en un nuevo cuerpo; es un niño sabio que olvido sus experiencias de tantas vidas pasadas, pero toda esa información continua en las células impregnadas.
El bosque es multidimensional y se pueden encontrar el mismo individuo en dimensiones simultáneas sin afectar cada realidad paralela. El niño sabio se encuentra sentado bajo la sombra del frondoso árbol mágico, existiendo desdé su interior entre los confines de un cielo basto, aprende de cada problema. El ignorante se ve viejo ya que fue condicionado para envejecer, enfermar, es fortuito, pesado, falso y con vida fugaz con mordaz pensamiento que no es capaz de caminar por el camino de sueños.
El ignorante observa el niño subestimándolo cargando su peso de odiseas amargas y heridas por sí mismo creadas con tragedias de su nublado atardecer. El niño sabio quiere jugar pero el ignorante gruñón se pasa el momento odiando, con ansias de revancha violenta hasta que el niño sabio dice: Eres un tonto, no sabes vivir, ya nada te alcanza.
- ¿Quién te crees niño? No sabes nada de la vida, lárgate a tu casa o te castigaré con ramas secas en tus nalgas.
Dice el ignorante riéndose del niño.

-¡Ho! El fruto podrido de la ignorancia es el placer del egoísmo, vives muriendo y tu personalidad intenta comprender mediante métodos y sistemas lo que esta más lejos de tu comprensión; has sumido la vida en cualquier complicación por la estupidez y negación entre los constantes sucesos.
Dice en armonía el niño sabio.
- Soy más viejo que tú, he vivido, me he sacrificado trabajando y vienes a faltarme al respeto con tu entrometida insolencia.
Notifica el viejo ignorante con actitud agresiva.

-Yo no viene a decirte nada, tú vienes a mí porque vengo de la eternidad a la existencia fluyendo en la vida y aunque soy tan antiguo no cargó el peso de ser viejo. Tu personalidad es educada en egoísmo siendo el ego que te manipula afirmándose cuando quiere apagar lento su luz en su ignorancia. No soy superior ni inferior, SOY tu YO interior, el niño mágico que vibra en tu corazón.
Dice el niño sabio mientras la personalidad del viejo se burla con mala intención. Siendo el ignorante el extremo opuesto del niño sabio quiere sobrevivir en el impermanente lugar de lo finito con su velo que oculta caminos nuevos para recorrer y crear la situación para despertar a la realidad de manera directa, pero para el ignorante mejor será siempre lo malo conocido.

j.c.n-8-8-207


Texto agregado el 09-08-2017, y leído por 48 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2017-08-09 17:19:41 lindo texto!!, saludos MkHelena
2017-08-09 15:30:35 Muy lindo texto, todos llevamos dentro a esos dos niños, el sabio y el tonto, el saber cuál de ellos ser es lo que nos distingue, saludos. ome
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]