La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Un verso forjado en ti

 Imprimir  Recomendar
  [C:583453]

Siendo esa mujer un hermoso cielo, el poeta de tierra quiere forjar un verso en su hermoso horizonte azul, de nubes rosas y saborear su cielo fenomenal.

Siendo tierra el poeta quiere volar a ese cielo de mujer y sus nubes rosas complacer hasta hacerle sonrojar en una mágica tarde crepuscular.
El poeta de tierra sube a la montaña más alta pero nada que ese cielo femenino alcanzaba, en una roca sin perder la esperanza se sentó y en la tierra con fuego, aire y agua escribió con rotundo AMOR: ¡mujer! Cielo de mis aventureros pensamientos, llegar a ti no es imposible, nada más tengo que expandir la vibración del corazón mágico para atraerte a mí y forjar el verso más sublime, recrearlo como un artista del universo para que nunca se olvide lo eterno que en su interior existe.
Ese trozo de tierra se convierte en un pergamino lumínico que al releerlo sus letras se iluminan con el radiante sol, los suaves soplos del viento llevan cada letra a una tierra llena de a venturanzas y como por arte de magia esas letras germinan con la bella luz del día, formando una escalinata en espiral por donde los románticos pensamientos suben para hacer llover la imaginación del resplandor creciente del fuego inmortal interior, para luego hacer llover románticas gotas que contienen poemas de oro de fantástica expresión, para que la prodigiosa alma de mujer cante fascinada con el atardecer.
Dichoso el poeta de tierra subiendo por la escalinata dorada observando el plano donde la quinta dimensión se ha posado como hace miles de años se había predestinado. Lento, seguro y certero el poeta con su lápiz embrujado escribe con los cuatro elementos fusionados para comenzar a forjar su verso en el más hermoso cielo; mujer resplandeciente que engalana las estrellas cuando en la noche el cielo de su piel embellece con su delicado tacto todos los astros, es enamorada con auroras pintadas por el magnetismo de la imaginación. Con el lenguaje mudo de la mirada se enternece su amanecer.
Mujer, azul profundo del cielo que en su regazo la poesía se vuelve infinita vida desplegando maravillas al sentirla. Tantas sorpresas en el cielo de mujer que todo se vuelve arte tan sólo con observarle, como magnánima luz radiante en su aposento interno quiere el poeta refugiarse con versos impecables para desatar su lluvia que moja áridos pensamientos para que vuelvan a reverdecer, y dedicarle la mejor creación en su corazón con los rayos del sol.
Los versos han despertado de los sueños en el cielo para hacer inmortalizado el verso forjado en ti, desde el interior es expresado con mucho cuidado y en el mejor instante pensado fluye para realizar el momento añorado que en la secuencia ha continuado.
Semejante sorpresa se lleva el poeta de tierra al descubrir que vive en el cielo de mujer, dibujando un gran corazón inmerso en un verso frondoso y maravilloso que se vuelve fogoso, contemplativo entre sus misteriosos latidos.
Cielo de mujer que los poemas hacen sentir para descubrir que es un mágico cuento el vislúmbrenle cielo.

j.c.n-26-10-2017

Texto agregado el 12-11-2017, y leído por 0 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]