La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Castillo azul

 Imprimir  Recomendar
  [C:583985]

En un hermoso sueño de sentimientos, lo misterioso se vuelve luz para reencontrar su alma gemela que nunca le deja, ese fantasma con espíritu poético.

El paisaje es una cadena montañosa: ternura, anhelo y complemento que finaliza en la montaña más alta; allí se encuentra el castillo azul adornado de nubes, las murallas que cercan el castillo son de almidón, rodeado de un foso donde caen para siempre los falsos sentidos, las mentiras. En el alcázar se resguarda se el sol para calentar el alma fría, la gran torre es un corazón, el palacio fortificado es un cielo donde reina la mujer esplendor que hace del mundo un lugar mejor.
El castillo no tiene funciones militares, todo es un reino romántico para llamar la fe perdida y enamorar su auténtica esencia. El castillo azul se encuentra embrujado, allí habita el fantasma de un poeta que siente vivir al ver los brillantes ojos de la reina con fulgor, ya que su divina luz con tierno acento resuena en su ser fantasmal. El horizonte es un cielo azul, alumbra el paisaje terrenal con la magia del poeta ha de evocar su canto natural que colorea las flores, y en su alfombra de arreboles un prado se extiende de pureza con su luz maestra que la reina proyecta de adentro hacia afuera. De trecho en trecho la reina mujer canta entre las murallas.
Esa bella reina por su rey de ciego celo condeno a su reina al castillo de ruinas más oscuro, antiguo y lejano. Entre tantas cosas misteriosas la reina cambia la perspectiva de su vida para crear un nuevo reino de sentimientos, donde siente la presencia luciente de un escribano fantasmal.
El castillo azul es un reino perfumado con crecientes vientos que se pasean por el suave cielo, con furor y gratos sentimientos. La música bellísima vibra del corazón de la reina, siempre festiva con el nuevo día que abriga con el AMOR de verdad para construir siempre algo mejor.
El espíritu del poeta corteja a la reina con actitud y alegría primaveral, simpatía y con fuerza que la reina con calor quiere sentir, abrazar para que fluyan esas rimas cristalinas de fuente eterna de inspiración sin separación.
Venturoso poema con proeza que disipa sus dolorosas quejas y sus tristes lamentos volviendo a cada instante su hermoso castillo azul, su delicada faz se admira, hipnotiza; aunque su infinito interior es sentido por el inconmensurable vibrar. Esa reina es un oasis, sin miedos, sin trampas traspasa los lindes de la muerte, deleitado con su aura su fuerte alma le entrelaza con domino habitual de su arroyo mágico sentimental, tranquila y reflexiva vuelve música la vida, suave con el toque de sus dedos a cada letra que germina en la reina.
Tras los prados del castillo hay un camino de flores donde mueren las ilusiones y florece la realidad con el inocente brillo del día, que nace y hechiza el alma consagrada que antes se había perdido en el olvido, pero que se recuerda con cada latido íntimo.
Reina de angelical pureza, su melodía es verdadera con risueños acordes que atraen los fantasmales poemas con encantados vergeles. Su alma matizada de mágicos sueños se cierne en torno al sol cuando se resguarda en su profuso corazón, bridando pensares profundos en el verdadero jardín del AMOR.
La reina mujer es un cuento universal que el espíritu del poeta seduce con romántica bendición que su alma joven atrae sin condición.
El camino de flores llama la atención a la reina y por allí se encamino entre el enmudecido entorno donde la apacible luna llena brilla de dicha. A la media noche se escriben versos en la luna en hojas improvisadas que llevan las estrellas a cada reino interior. Entre panteones la reina encuentra una mortaja de huesos, de repente despierta la reina en su aposento de oro; extrañando al poeta que su corazón secuestro y que su rey a muerte condeno.
El castillo azul se ve siempre luciente y la reina no deja de ir en sus sueños para dejarse amar por los poemas que le pueden tocar donde la sensibilidad le hace delirar.

j.c.n-3-12-2017

Texto agregado el 04-12-2017, y leído por 0 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2017-12-04 17:50:39 Hay un romanticismo innato que escapa de tus letras; me encantó como dibujas los paisajes y la ternura de tu relato. Hay imágenes muy bien logradas. Saludos desde Iquique Chile vejete_rockero-48
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]