La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / papagayo_desplumao / El poema

 Imprimir  Recomendar
  [C:584039]

—¡No, no es un soneto! —exclamaba Marisa desde el otro extremo del piso—. Andrés, ¿puedes venir a ayudar a tu hijo?

Al llegar a la habitación de Carlitos lo encontré sentado en su mesa mirando un papel con expresión abatida. No tenía facilidad para los estudios, pero se esforzaba mucho.

—¿Cuántas sílabas tiene este verso? —le preguntaba agresivamente su madre; sin embargo, al verme en la puerta, se apresuró a decirle—. Carlitos, ¿puedes leerle a tu padre el poema que estamos analizando?

Escuchar aquellos versos, que tan bien conocía, pronunciados por la dulce voz de mi hijo me produjo una profunda conmoción.

—Este es tu poema favoritos, ¿verdad, Andrés? —me dijo Marisa, antes de volverse hacia su hijo—. A ver, Carlitos. ¿Cuánto mide este verso?

Permanecí paralizado mientras mi hijo contaba las sílabas del poema con extrema concentración.

—¡No lo sé, mamá! ¡No sé qué tipo de estrofa es! —dijo al fin, desesperado.

—¡Es verso libre, Carlitos! ¿No lo ves? Cada verso mide lo que le da la gana. No busques redondillas ni octavas reales, que no los vas a encontrar. ¡Esto es poesía moderna! Vamos a ver las metáforas ahora. «Mi sangre bullía como la lava de un volcán». Qué bonito, ¿verdad? «Anoche sentí todo tu amor dentro». Esto, Carlitos, aunque no lo creas, es una metáfora, esto de «sentí todo tu amor dentro». ¿Lo pillas? ¿Y quién crees que es este: «capitán de sienes plateadas» del que habla el poema?

El niño tenía la mirada clavada en el papel, como si esperara que la respuesta fuera a materializarse ante sus ojos.

—No te quedes ahí callado como un pasmarote. ¿Qué te parecen estas imágenes?

—No sé…, un poco ridículas ¿no?

—A mi también me lo parecen, hijo mío —dijo, mirándome intencionadamente—. Pero profundicemos un poco más en los personajes. ¿Tú crees que ella le ama? ¿O se trata solo de una obnubilación temporal? Lo que viene a ser un calentón, vamos. A mi me parece una joven algo naif, con un complejo de Electra de no te menees, claro, por eso ha acabado en los brazos de un vejestorio? ¿Y qué me dices del «caballero de sienes plateadas»? ¿No te parece un poco triste? Es el típico carroza que se cuelga por una niñata, como si con ello fuera a recuperar su propia juventud perdida: un cliché donde los haya.

Yo seguía de pie junto a la puerta, observándola aterrorizado, sabiendo que la crueldad que acababa de desatarse no conocía ningún límite. En ese instante, Carlitos levantó la mirada y le preguntó a su madre:

—¿Por qué estamos analizando un poema tan malo?

Texto agregado el 07-12-2017, y leído por 0 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2017-12-07 20:51:16 Genial análisis del poema y vida conyugal. Carlitos llegará lejos ***** grilo
2017-12-07 14:09:04 Un trabajo bien narrado con un excelente tema y ritmo, tienes el don. Saludos desde Iquique Chile vejete_rockero-48
2017-12-07 13:01:40 Yo sigo de pie junto a tu puerta, observando aterrorizado, sabiendo que la crueldad desatada no conoce ningún límite. Pobre niño, merecedor de una mejor madre. Un saludo cordial, eres de lo malo lo peor, una vergüenza para la comunidad literaria, una lata de redbull para la creatividad oxidada... No obstante… tu texto es excelente. Felicitaciones. (5*) -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]