La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / seroma2 / Los señores de la empresa de energía eléctrica

 Imprimir  Recomendar
  [C:584960]

Para los señores de la empresa de energía eléctrica debo ser un conejito de las Indias sometido a un experimento para poner a prueba su paciencia.

Desde el martes por la tarde me sorprenden, imprevistamente con cortes de luz.

Ese día, se ve que, pensando en mi salud, a mi regreso al hogar me sorprendieron con la tarea de subir escaleras, peldaño por peldaño hasta que me diera cuenta de que mis cuádriceps, gemelos and sartorios de ambas extremidades inferiores, distan mucho de ser lo que eran en los tiempos en que el Atletismo atraía mis desvelos.

El miércoles se comprometieron en brindarme un amanecer cálido y permitirme observar el nacimiento del sol tratando de que alguna fresca brisa me acariciara el rostro (al sol lo vi nacer, la brisa me la deben).

Jueves fue un día en que se portaron bien por la mañana, aire acondicionado funcionando, el micro ondas calentó mi café, la compu encendió, todo venía como un día normal, así que, comprometido con mis obligaciones, tipo media mañana decidí que era momento de salir al mundo.

¡Ah!!! que grata sorpresa me brindaron los señores de la energía eléctrica al dejarme entre dos pisos junto a mi vecino del 5to, su perro salchicha (se llama Salomón) y su hermosa hija de cuatro años.

La nena insistía, con una lógica irrefutable, que quería ir a la Plaza, el perro no decía nada, pero con mis escasos conocimientos de PNL, yo hubiera jurado que exigía, perentoriamente, un árbol, un arbusto o, aunque mas no sea, una matita de perejil.

Los breves (pero interminables) minutos que compartimos el cubículo descendente, me dieron la razón, haciendo un alarde de imaginación digno del mundo perruno, reemplazó la botánica por la puerta del ascensor, con las consabidas disculpas del vecino del 5to, que se ve mucho no entiende de necesidades biológicas perrunas.

El resto del jueves la luz fue una ilusión permanente, hasta anoche, en que transformó una corriente y vulgar cena en base a hamburguesas recalentadas, en una romántica velada a la luz de las velas.

Pero debo agradecerles a los señores de la empresa de energía eléctrica el brindarme un amanecer sabatino con aire acondicionado... hasta ahora se están portando bien, pero, por las dudas, y para no poner en evidencia su evasiva conducta, en un rato me voy a visitar al primer conciudadano que vea iluminado por alguna bombilla eléctrica, aunque sea de bajo consumo.

Texto agregado el 24-01-2018, y leído por 0 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
2018-01-24 20:20:17 Menudas tarifas tienen. En España, de escándalo. Hipsipila
2018-01-24 17:33:03 Notable! Una narrativa intensa. Saludos deojota51
2018-01-24 13:31:30 Me mató ese perrito... Jaja! Clorinda
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]