La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Mayte2 / LA GELIDA CIUDAD

 Imprimir  Recomendar
  [C:586362]

LA GELIDA CIUDAD

Una investigación de índole climática motiva a Charlotte a programar un viaje a una gélida ciudad. Al momento de llegar se encontró con un clima extremadamente frío; donde las mañanas amanecen escarchadas de hielo y el frio se cuela por las hendijas de las puertas y ventanas, helando las paredes. Su estadía allí le permitió que se le despertara una célula dormida del cerebro donde se ocultaba una nebulosa historia detrás de la memoria junto a una hipótesis, haciéndola pensar que los fenómenos naturales existen desde el principio de los tiempos, cuando un cometa viajó desde el cosmos con partículas de cristal de hielo, gas y polvo, haciendo que se formaran glaciares y vistiendo a las majestuosas montañas con copos de nieve.
Al cabo de unos momentos Charlotte encendió la chimenea, y las chispas encendidas del leño le daba la sensación de la explosión de luces que dio inicio al origen del universo, y en ese mismo instante se dio cuenta que su mente e imaginación había transcendido en el tiempo. Después de haber encendido la chimenea se retiro a su habitación a descansar; durmió hasta que la gélida mañana la despertó de sus pensamientos dormidos y momentos no vividos.
A las pocas horas de haber despertado y de haber tomado un ligero desayuno, Charlotte corrió las cortinas y miró por los cristales de la ventana; las cumbres de las montañas con sus copos de nieve estaban cubiertas por un manto blanco y brillante que parecen diminutos diamantes; estaba embelesada de ver el efecto de belleza que causa el fenómeno natural sobre las montañas.
Pasados algunos largos minutos, ella tomó un libro en sus manos, lo hojeaba distraídamente cuando escuchó un tímido sonido; cerró las páginas del libro y se dirigió hacia donde había escuchado el sonido, y miró a una niña que la miraba de frente, con unos ojitos brillantes que le daban luz a sus orbitas, no sabía si esa imagen que mostraba el perfil del androide casi humano, era real o una imagen artificial, lo que si sabía era que marcaba la hora del tiempo real, y también sabía que todo lo que existe ahora ha existido siempre.

F I N

Cuento breve de ciencia ficción por:
Maite Katiuska Moreno
05-04-2018



Texto agregado el 05-04-2018, y leído por 0 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2018-04-06 17:19:42 Lindo. Me gustaría leerte más cosas de CF. Cinco aullidos cibernéticos yar-
2018-04-06 14:33:30 Un viaje fantastico sin retorno. esclavo_moderno
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]