La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / satini / RUIDOS MOLESTOS

 Imprimir  Recomendar
  [C:586596]

RUIDOS MOLESTOS
Su vida transcurría monótona y aburridA desde su separación, hacia casi un año atrás que no tenia relaciones sexuales con nadie que no fuera su propia mano, no era porque no le faltaran ocasiones, a pesar de sus 45 años todavía era muy atractiva, sus cabellos negros, sin una cana, su cutis pálido, sus ojos color esmeralda, una nariz respingona y una boca carnosa, sumado a un cuerpo esbelto pechos aun firmes, hermosas nalgas y unas piernas larguísimas, llamaban la atención fuera donde fuera.
Dos de sus compañeros de trabajo en la oficina, se le insinuaron, al enterarse de su separación, incluso también una compañera, además de los reiterados intentos de desconocidos que querían salir con ella invitándola a citas que siempre rechazaba.
El departamento lindante al suyo, desocupado por varios meses, cobro vida repentinamente, una pareja de adolecentes se había mudado, y desde el primer días, sus gemidos y gritos de placer al hacer el amor a cualquier hora del día o la noche la tenían excitada permanentemente, al principio la novedad no le desagrado, pero los golpes de la cama contra su cabeza(Una débil pared los separaba) comenzaron a resultarles molestos.
Un día en que se cruzaron al entrar al departamento, de buenas maneras les pidió si podían ser un poquito mas discreto, ya que ella entraba a trabajar temprano y necesitaba dormir.
Por un tiempo los ruidos disminuyeron(Una almohada entre la pared y la madera cumplían la función de amortiguador de los ruidos en la pared )no así de los gemidos, llantos y gritos de placer.
Regresaba del trabajo, mal dormida y dispuesta a hacer una siesta, cuando vio abierto el departamentos de los jóvenes, se decidió a pedirles que basta de ruidos o se quejaría en las reuniones del consorcio, entro dispuesta a reclamarles enérgicamente y no los vio, se asomo un poco mas y los vio en la cama, completamente desnudos, disfrutando un exquisito 69, quiso retirarse sigilosamente, pero el joven la vio, de un salto llego hasta la puerta, y cerró con llaves, diciendo, ¿con que fisgoneando? si querías unirte a la fiesta no tenias más que decirlo y agarrándola del brazo la llevo hasta la cama, atónita, sin poder decir nada, se vio amarrada, desnudada y atada con sus mismas ropas, mientras su bombacha era usada de mordaza, ambos la miraban y acariciaban que linda esta la viejita decía él, mientras le acariciaba los pechos, como se le endurecen los pezones, ella se retorcía , tanto por lo violento de la situación como de las lamidas de la chica por todo su cuerpo, cuando llego a su sexo, bien depilado, no pudo dejar de estremecerse y una humedad añorada comenzó a fluir por el, la joven metió un dedo dentro de su concha y entraba y salía de ella, y abriendo sus labios mayores, metió su lengua que enloquecida subía y bajaba, mezclando sus jugos con su saliva, recorrió con sus lamidas alrededor de su clítoris y cuando logro atraparlo con su lengua, y aumento la velocidad con su dedo, no pudo evitar tener un violento orgasmo eyaculando en su boca, sus jugos corrieron hacia su ano, el muchacho se apresuro a abrir sus nalgas y lamerlos, primero alrededor de su esfínter y luego tratando de introducir su lengua dentro, ella estaba descontrolada, y solo se preocupaba de disfrutar el momento, el le dIce si no gritas te soltamos, alla asintió con la cabeza le desataron sus manos y sacaron su mordaza, la joven se sentó sobre su boca, ella comenzó a chupar y lamer esa vagina suave y fragante, hasta lograr producirle un prolongado orgasmo acompañado por fuertes gemidos y un llanto de placer. Su ira inicial se había transformado en lujuria y sumisión, aferro el enorme pene del joven y sus sabios labios lo recorrieron, lamiendo su venoso tronco y chupando su cabezota, lo metia y sacaba de su boca , le chupaba sus huevos, hasta que el no pudo aguantar mas y estallo eyaculando sobre sus pechos, ella comenzó a lamerle las nalgas y el culo , logrando que su pija recobrara la erección y con su propia mano la llevo hasta el orificio de su culo, mientras su boca chupaba la concha de la joven, el la puso de rodillas y lubricándola con sus propios jugos comenzó a introducírsela lentamente, primero entro su cabeza, a la que retiro, prontamente, volviéndola a lubricar, luego de otro intento, volvió a meterla,hasta casi la mitad, mientras ella pedia que le diera duro, fuerte, metelaaa toda decía y de un violento empellón ella misma la hizo llegar hasta el fondo, el comenzó a meterla y sacarla cada vez mas velozmente, conteniéndose a pesar de los gritos de fuerte, mas duroooo, la quiero toda adentrooo , de golpe ella se sacudió violentamente dos o tres veces mientras decía me vengo hijo de putaaa, voy a acabarrr y pareció desvanecerse, mientras la otra mujer llegaba al orgasmo junto al mismo tiempo que su amante.
Desde entonces dejo de sentir ruidos molestos, para pasar a producirlos frecuentemente junto a ellos en cada ocasión que podían.
Agustín Secreto

Texto agregado el 17-04-2018, y leído por 0 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2018-04-18 11:19:44 Me gustó. Besote Almaguerrera1
2018-04-18 08:55:52 y bueno que le voy a hacer yosoyasi
2018-04-17 19:02:18 Un buen trabajo, hay un manejo de la sensualidad y lenguaje pulcro/vulgar que da consistencia y dureza al lector. Muy bien. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
2018-04-17 18:10:23 Uffff. Cinco aullidos vouyeristas yar-
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]