La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / martilu / Coqueteo

 Imprimir  Recomendar
  [C:587190]

Éramos varios sentados a la mesa. Su hospitalidad era majestuosa, preparaba los manjares más deliciosos, para gente que comiera vegano, de un lado de la mesa y del otro alimentos para carnívoros, todo regado con semillas de amapolas, sésamo y chia, muy buenas para bajar el colesterol.
Todos los comensales comían a gusto, bebían demasiado, y trataban de eructar disimuladamente.
Solo nosotros dos jugábamos debajo de la mesa
Pie derecho con pie izquierdo, cuanto locuacidad en esos pies. O diríamos con los zapatos puestos ¡Si esos zapatos hablaran!
Contarían que estaban deseos de encontrarse, de rozarse sus respectivos talones, de frotarse en forma desmesurada y prodigarse una lustrada de pomada negra, despacito y luego el resplandor correspondiente para que quede radiante, explicita, exultante.
Entrada la noche todos nos despedíamos muy contentos, con el estomago lleno, y nosotros dos, con el deseo consciente, que esa no sería la ultima cena que nuestros zapatos interactuarían.

Pasaron muchas cenas, como estas. Los amigos festejábamos cumpleaños, aniversarios, llegadas de nietos, eventuales jubilaciones.
No sé si seguiremos siendo solo dos los del secreto, pero ahora, que han pasado los años, y es verano, lo tengo enfrente de mí, seduciendo de nuevo a mi sandalia color peltre, bajas y chatas, como para una mujer adulta, y sabia de mi edad.

Texto agregado el 14-05-2018, y leído por 0 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
2018-05-14 21:22:53 Ese coqueto que quiere ser casual, puede ser muy fino y sensual. ***** Clorinda
2018-05-14 20:25:08 Por qué hemos perdido la costumbre de transmitir sentimientos, caricias, placeres, picardías, secretos, mensajes y así hasta un millón de actitudes que hoy son tan fáciles de conseguir que tal vez, las próximas generaciones nazcan sin pies ni zapatos ni mesas cómplices.+++++ crazymouse
2018-05-14 15:52:47 Qué dulce ese coqueteo inocente pero pícaro. Me encantó. MujerDiosa
2018-05-14 12:12:07 Me hago a un lado para que mi tío Pedro te comente: Novia, te quiero como quiero a mis zapatos viejos. Porque estás hecha a mi medida, porque no me estorbas, porque no me aprietas. Porque cuando estoy contigo siento como cuando estoy descalzo. Por eso te quiero, novia, como quiero a mis zapatos viejos. -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]