La Página de los Cuentos - www.loscuentos.net - KQ58 - 'La historia se repite... eternamente'


La historia se repite... eternamente

DE AMORES SANCHO


.-¡Ayyy señor!. Que vengo a yo a preguntarle... algo que me escuece el alma y apuro me da contarlo y hasta sentirlo

.- De que se trata buen Sancho, no pudiera ser para tanto, tu que tan locuaz eres y que tan pocas cosas te amilanan, largo es el sendero y fresca la mañana, nada a la vista que nos causare quebranto, así que dispuesta tengo la mollera y el corazón a cuanto tengas a bien contar..

.- Pues vera Señor: anoche, en la posada, cuando uste andaba en sueños y en aventuras nocturnas que bien las escuchamos..

.- ¿Escuchamos? Acaso alguien o algo osó perturbar mis sueños, no habrían de ser sino ogros o ingenios

.- No derrape usté mi señor, nada de eso que decía yo que estando usté dormido, vino a apretarse a mi vera la posadera mire usté.. así en el oscuro, al tentón, no sabría yo decirle si fue la madre o la hija, pero por lo prietas que tenia las carnes yo diría que la hija, aunque con esos refajos uno no sabe que manjares esconden pero e

.-¡Para ahí Sancho, frena la burra! No es de caballeros hablar ni oir de esos menesteres.

.- Verá mi Señor, es que sin entrar en menudencias, no sabría yo decir si se arrejuntaba conmigo a era a usté a quien pretendía y

.- Nunca daría yo a engañar a dama alguna, ya sabes quien es la dueña de mi corazón, y menos a tomar licencias que indujeran a pensar en ello, mi alma esta llena de Dulcinea y mi cuerpo preparado a su espera

.- Ya ya pero como por la noche todos los gatos son pardos y yo tengo poco que ofrecer a mujer alguna más que a la mía que en el pueblo espera con los zagales que esa es otra

.-¿Otra? Aun hay otra?! Ayyyy perillán!

.-¡ No , no!, no se alarme mi señor, que se le muda la cara, no hay más, pero la noche era negra y la carne es débil y la suya prieta como una sandia en agosto

.- Calla desvergonzado, ya te he dicho lo que conviene a esta cuita.

.- No, señor ya no hablo más de las carnes ni de los refajos ni del olor de hembra.

.-Callaaaaaaa bribón que he de sacar mi espada e hincártela en los fanales de esa mollera de serrín que tienes.

.- No se emponzoñe mi señor, es que bueno lo que humildemente pido es su consejo de caballero y su basto saber y discernir en estas cosas. El hambre es muy malo mi señor, y el hambre de carne yaa me entiende de compañía de mujer brava, también es malo

.-Ah eso

.-Sí señor, lo demás lo dejo a su imaginación y recato, y a su saber de hombre de mundo me someto..

.-Hombre .. yo de esos mundos carnales, poco sé, soy amante y doliente de Dulcinea, solo mis deberes de caballero me apartan de ella y por ella los debo, pero de otros menesteres no sé, aunque bien he oído de ellos, y consultado con los libros de caballería, que bien conocidos son los amores de Tristan y la bella Isolda , de Lancelot y Ginebra de la mesa redonda , y de la infidelidad y deslealtad de ambos al Rey Arturo

.- Yo no conozco a ese Arturo, pero por lo que malentiendo, algo así me ha parecido y no paro yo de darle a mi sesera, que he de hacer para aliviar la afrenta. Dicen los que saben, que regalar afeites, que un pañuelo de seda o dulces y los más sabios como usté, un poema, pero ya sabe señor, no soy de letras y cuartos no tengo, así que he pensado que igual ussía

.-¡Yo que!

.- Además, bien pensado, si es a vos a quien queríanse de arrimar, si regalo algo se descubre el pastel, mientras que si es un verso la duda queda y mi afrenta a seguro también, (refunfuña Sancho pa sus adentros).

.- Caiga en pensar mi Señor, que sus letras amansan fieras y expían cualquier agravio que pudiera haberse cometido.

.-Y aún lo dudas Sancho

.- El mal ya esta hecho mi buen Señor, ayúdeme a repararlo, que yo bien que he recibido de sus asuntos caballerescos sin serl.o

.- Pero esa es condición de ser escudero.

.-Y la suya de salvaguardarme, que yo bien fío por usté.

.- Dale gracias a la hermosa mañana y al buen humor que la acompaña, ¡sea! Y, así, sin nada que hacer y matando el camino improvisemos unos versillos a ver si te satisfacen:

Caiga en pensar bella dama
El desvelo de mis sueños posados en la almohada
Viendo en las estrellas de la noche
El reflejo de su cara

. -Ay señor que maravilla, lo dejare en su alcoba, aunque .-Aunque¿En que alcoba debo dejarlo?

.- ¡Mal asunto Sancho mal asunto!

.-Si no es la hija sabrá de la madre, y si no es la madre sabrá de la hija sin contar con que sea al posadero quien descubra el pastel y mis huesos acaben en la cochinera


.- Estos asuntos siempre acaban mal, mejor no hacerlos que remediarlos, difícil componenda tiene la cuita Sancho, cierra pues la boca y ¡ aguaanta la conciencia!.


Texto de KQ58 agregado el 16-05-2018.
La Página de los Cuentos - www.loscuentos.net