La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gmmagdalena / El Gallinero

 Imprimir  Recomendar
  [C:589911]


Don Antonio se levantó esa mañana al amanecer, había dormido “a pata tendida”, después de muchos meses en que apenas lograba dormir un par de horas. Por el contrario, la noche anterior se había dormido temprano y sin precisar la ayuda de esas famosas pastillitas que solía tomar para lograr relajarse; le parecía que nunca en su vida había descansado tan bien, por lo que en ese momento se sentía de muy buen humor y con una vitalidad inusual.

¿El motivo? haber tomado una de las mayores decisiones de su vida.

Tomó unos cuantos mates amargos con un par de bizcochos de grasa que guardaba en una lata herrumbrada que había conocido épocas mejores, y luego con paso firme se dirigió al galpón, buscó sus herramientas y se encaminó hacia el fondo del gran patio de la casa.

Meticulosamente marcó el terreno y comenzó a trabajar. A los dos días de ardua tarea, de la que había descansado sólo lo necesario para comer algo ligero y dormir unas horitas a la noche, comprobó con satisfacción que tenía finalizada su obra, tal cual la ideara durante mucho tiempo.

Ante sus ojos resplandecía un precioso gallinero, con fuertes postes en las esquinas, un buen tejido, puerta con tranca por fuera y un techo de relucientes chapas sobre una esquina, bajo el cual se alineaban en forma prolija una docena de acogedoras jaulas/nidos para las futuras huéspedes. Los bebederos y los comederos eran amplios y los había comprado, al igual que las jaulas, en una casa dónde vendían artículos para granjas avícolas.

Satisfecho de su obra, buscó una cómoda silla y se sentó bajo un frondoso árbol, allí se quedó horas mirando el gallinero vacío. Esperando.

Se había propuesto de una vez por todas desentrañar un misterio que lo había carcomido toda la vida. Ahora que era jubilado, viudo y no tenía a quien rendir cuentas de sus actos, ahora que había preparado el gallinero para que eso ocurriera delante de sus propios ojos, podría saber definitivamente quien aparecía primero ¿el huevo o la gallina?

María Magdalena Gabetta

Texto agregado el 18-09-2018, y leído por 0 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
2018-09-19 18:28:37 El pollo. atolonypico
2018-09-19 16:08:50 Jajaja...qué bueno!!! Un besote. MujerDiosa
2018-09-19 16:05:23 Excelente narrativa y que buen final. Obtienes la atención del lector que no espera el remate. Abrazo y rosas. sendero
2018-09-19 15:15:40 Buena forma de descubrir uno de los enigmas de la humanidad, ahora solo falta que traiga las gallinas y cuidar de que no llegue el zorro, para lograr conocer la verdad. vicenterreramarquez
2018-09-19 14:19:45 Cuando Uno dispone de tiempo elige la forma de dilucidar los dilemas filosòficos como se le viene en gana.Ja Ja.Muy Bueno,Te saludo emece
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]