La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / unabrazo / Las cortinas

 Imprimir  Recomendar
  [C:590291]

“Pase lo que pase,
todo pasa.”
Anónimo.-




Las pesadas cortinas de algodón recubrían las puertas de cristal que daba hacia fuera, bloqueando así el paso inclemente del sol de mediodía. Yo, aún siendo la hora que era, me encontraba “sellada a la silla de la esquina y por momentos pensaba que las cortinas las tenía detrás de mis ojos puesto que los cerraba, compitiendo quizá con la pesadez de estas.

Estaba en estado de shock o mejor dicho, estaba en estado y me acaba de enterar. Muchos dirían que era ideal pero ya con dos niños pequeños, una hipoteca, sin empleo, sin marido que me ayude…bueno las quejas son largas. Ya de por si recibía ayuda, si se le puede llamar así, del gobierno. Había visto pasar mis sueños como nubes de verano y no había podido hacer nada.

Ahora que Carla y Ricardo tenían edad de ir al colegio vi mi oportunidad de buscar trabajo, pero ¿ahora? Otra nube deja el espacio. Yo solo quería tener un buen rato con Jesús y mira ahora. Busco una salida desesperada y no sé si ésta se encuentre en un aborto. Mientras más lo medito más pavor me da pero no creo en eso como solución.

¿Qué hacemos las mujeres cuando lo que te daña crece dentro tuyo? ¡Pues aguantar! Como aguantamos todo con dolor: la menstruación, la primera vez, el parto y la menopausia. Todas conllevan dolor de una forma o de otra. Tal se diría que nacimos mártires de nuestra propia naturaleza. Sin mencionar el dolor emocional de cuando se va el marido, o no se va y es abusivo, o borrachón, uffff la lista es inmensa.

Mientras cavilo entre la vida o la muerte de mi hijo hay una pareja al lado de mi hogar que no pueden tener niños y mi pensamiento se va hasta allí pensando que la fertilidad debería ser contagiosa. Sacudo mi largo cabello negro y con ello mis pensamientos y me dirijo hacia las cortinas, las abro y dejo entrar el vigoroso sol y con ello dejo entrar un rayo de esperanza a mi vida en forma de una sonografía, que descansaba boca abajo y ahora boca arriba.


Dedicado a todas la mujeres que en algún momento se han visto “contra la espada y la pared” y eligen siempre la espada.

Texto agregado el 03-10-2018, y leído por 0 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2018-10-03 16:07:32 Un hijo es maravilloso, pero hay situaciones y situaciones. La decisión es solo conciencia y cada uno va con la suya a cuestas. Yo por mi parte, mujer mayor, entiendo todas las decisiones. Tu texto impecable. Magda gmmagdalena
2018-10-03 11:44:39 No sé que decir. Como persona del género masculino, no puedo opinar honestamente acerca de una decisión que jamás tendré que tomar. Te leo, me conmueves, intento comprender...y finalmente me digo a mí miasmo : Cada mujer es un mundo según su circunstancia personal. Y te dejo mi respeto y mis estrellas+++++ crazymouse
2018-10-03 10:29:40 ¡Genial!. Yo no lo dudaría ni un minuto. No creo en Dios, pero sí en el KARMA. ***** antes o después, te alcanza grilo
2018-10-03 08:54:40 un hijo es lo más maravilloso que le pue te puede pasar yosoyasi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]